RAWSON (ADNSUR) - La segunda abjuración en contra de la ley que busca sacar Chubut Somos Todos es que la diputada provincial electa del Frente Para la Victoria entiende que con la Emergencia Económica «quieren cercenar los derechos de todos los contratistas y proveedores del Estado» y este panorama habilitaría al nuevo gobierno a «negociar en una mesa sin claridad y sin transparencia, cualquier mecanismo de contrato de deuda, por lo tanto, eso es la institucionalización de la corrupción».

«La tercera pata de la vergüenza que tiene esa ley de Emergencia Económica es un endeudamiento de u$s 650 millones que no tiene justificación en ningún número y además no dice para qué lo quiere hacer». 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!