RAWSON (ADNSUR) – El presidente del IPV, Martín Bortagaray informó a ADNSUR que mantiene diálogo con Nación por el nuevo sistema de financiamiento de viviendas porque “hay cuestiones que pueden ser dificultosas para que llegue a tener posibilidades la gran mayoría de vecinos”. Por tal motivo, sostuvo que se continúa con dicho diálogo y “se están presentando algunos proyectos con el nuevo sistema”. En otro orden, Bortagaray informó que la deuda de Nación es “cercano a los 300 millones” y “próximamente estarían llamando a licitación la deuda y daría factibilidad de servicios a más de 20 mil viviendas”.

“Hay un cambio importante en la política nacional referente a la construcción de vivienda y donde hay cuestiones que faltan ajustarse”, informó Bortagaray y planteó que “hay cuestiones que pueden ser dificultosas para que llegue a tener posibilidades la gran mayoría de vecinos”.

El nuevo sistema implicará la “participación pública privada, fideicomiso y Procrear. Y con los propios pisos de los sueldos de acá, un sector importante de la comunidad quedaría afuera y en eso se está trabajando”. Por ende, "creo que hay que tener paciencia y se están presentando algunos proyectos con el nuevo sistema pero lleva tiempo  y no es fácil”, sostuvo.

A su vez, detalló que “la vivienda social técnicamente continuaría pero desde agosto del año pasado no se firman nuevos proyectos. Las viviendas sociales son las que antiguamente se decía Techo Digno. En todo este ajuste no se ha firmado ninguna vivienda nueva y es un problema porque esto hace a la continuidad de trabajo, al sector de la construcción, de las empresas y expectativas de los trabajadores como así también de quienes necesitan una vivienda”.

Sin embargo, sostuvo que “mediante conversaciones vamos a ir destrabando y resolviendo los problemas. En la vida hay que tratar de ser lo más eficiente y rápido porque cuando uno espera una vivienda el tiempo del Estado es una cosa y el de la gente otra”.

El estado provincial tiene un fuerte compromiso en la mantención de la vivienda. De la inversión en viviendas el 64% corresponde a Provincia y el 36% a Nación cuando técnicamente se dio al revés”, planteó.

Y afirmó que “hay un fuerte compromiso del gobernador quien hizo muchas cantidades de viviendas en sus dos mandatos y la idea es poder seguir con las expectativas que tenemos y dar la mayor cantidad de respuesta”.

Tenemos algún grado de dificultan en zona cordililerana donde no hay factibilidad de servicios y donde se hacen las casas con gas en tubo y esto genera sobretodo en la cordillera una erogación en la familia porque el tubo sale alrededor de 1200 pesos y gasta entre 4 y 6 tubos por mes y los costos de calefacción son altísimos. Hay un fuerte trabajo del ministro Pagani y el gobernador en la presentación de proyectos y ya se sacó a licitación la adquisición de materiales”, destacó Bortagaray y remarcó que “próximamente estarían llamando a licitación la deuda y daría factibilidad de servicios a más de 20 mil viviendas”.