CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Durante su primer discurso al frente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa reclamó este miércoles "ponerle punto final a la Argentina dividida" y advirtió que "los proyectos personales no pueden estar por encima de lo sueños colectivos".

Este miércoles se realizó la sesión preparatoria en la cual juraron los diputados electos el 27 de octubre último, y en la que también se designaron a las nuevas autoridades del cuerpo. 

Uno de los primeros en jurar fue Massa y lo hizo, entre otros, junto a la legisladora de Consenso Federal Graciela Camaño, con quien se cruzó en un fuerte abrazo, detalló Clarín. 

En ese contexto, Massa resaltó:  "En esa búsqueda del respeto por la opinión del otro aunque piense distinto, empecemos a caminar la Argentina del acuerdo. Pongamos punto final de una vez a la Argentina dividida. En la pelea y en la división la Argentina no tiene destino como país".

Dijo que está "a servicio del éxito del próximo Gobierno" porque allí "no está el éxito de Alberto (Fernández) o de Cristina (Kirchner)" sino "el éxito de millones de argentinos que hoy la están pasando mal y necesitan que nos vaya bien y que volvamos a poder a nuestra Patria".

Massa remarcó: "los quiero invitar a que juntos, sin pasarnos facturas todo el tiempo por el pasado, podamos recorrer el camino de los acuerdos y la construcción de políticas de Estado para poder demostrarles a los argentinos que esta es una casa de gente que pelea por sus sueños y no la casa de los vagos que muchos dicen. Trabajemos todos juntos para recuperar el prestigio del Congreso", convocó. 

Calificó a Emilio Monzó​ como "su amigo" y destacó que "nos deja la responsabilidad de seguir en la idea de que el diálogo y los consensos son el camino". Y agregó: "Es importante entender que los proyectos personales no pueden estar por encima de los sueños colectivos", subrayó. 

Previamente, el flamante jefe del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, elogió la figura de Massa: "Tuvimos posiciones diferentes, pero nunca perdimos la capacidad de diálogo", destacó y agregó: "Aprendamos todos y todas a poder decirnos las cosas en la cara con mayor respeto. Y creo que eso con la figura de Massa en la presidencia eso va a ser una garantía".