El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, opinó sobre el operativo de seguridad tras el atentado que sufrió la vicepresidenta Cristina Kirchner el jueves en Recoleta. Manifestó que el mencanismo de la custodia no falló.

“No comparto esa visión que el mecanismo de la vicepresidente fue un fracaso; por el contrario: Conozco al jefe de custodios y, si hay alguien que tiene la capacidad técnica, física y el temple, es él”, dijo en diálogo con Radio Mitre Sergio Berni, quien agregó que "en Latinoamérica, el mandatario muchas veces impone las normas y es un sistema que, para bien o mal, funciona”.

“Nuestra vicepresidente tiene esas características, le gusta el contacto personal con aquellos que la van a ver”, añadió Berni y remarcó que la vicepresidenta “tiene una custodia que es muy sólida y firme" por lo que "el mecanismo no ha fallado”.

Subrayó que "no es una cuestión de la técnica de custodia sino de una costumbre mal aprendida en nuestra cultura de que el presidente tiene ese contacto con la gente, decide qué es lo que quiere hacer. No tiene una costumbre de imponer las reglas mas allá de lo que imponga el presidente. Es una tradición para revisar”, consideró. 

Según Berni, "el problema nuestro es que los mandatarios imponen condiciones y es muy difícil porque son personas con mucho temperamento”. 

Además, opinó sobre el escenario en el que ocurrió el ataque que "en un espacio abierto hay que revisar si institucionalmente no hay que restringirse a las indicaciones de la custodia”. 

“Lo de ayer -por el ataque ocurrido el jueves- nos impactó y conmocionó a todos, más allá del signo político”, aseguró el ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, quien reflexionó: “Para saber si un operativo fue exitoso, hay que saber lo que se buscaba. Nunca entendí lo que paso”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!