COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La empresa San Antonio Internacional desmintió este miércoles, a través de una solicitada publicada en diarios locales, que pretenda tercerizar servicios de transporte en su actividad, por lo que intimó al sindicato Petrolero a que deponga las medidas de fuerza que paralizan la actividad de equipos de esa compañía, que afecta fuertemente las tareas de reparación y perforación de pozos en áreas de la cuenca San Jorge. Dio un plazo hasta el mediodía para que la conciliación obligatoria sea acatada y se normalice la actividad, bajo apercibimiento de que se notifique al Ministerio de Trabajo de la Nación sobre esta transgresión, pidiendo a la provincia ser liberada de la obligación de acatar el mecanismo legal que, por ahora, había frenado los telegramas de despidos emitidos ante la paralización de actividades.

El conflicto podría tener derivaciones más graves que las ya registradas. La empresa advierte que la vigencia de la conciliación ha impedido hasta ahora la emisión de una numerosa cantidad de telegramas de despido “con justa causa”, lo que significa que al dejarse sin efecto ese mecanismo, no acatado por el gremio (al no deponer la medida de fuerza) emitiría dichos despidos.

En el plano productivo, el impacto de la medida de fuerza también tendrá consecuencias, ya que significó la paralización de actividades de perforación que estaban en marcha, lo que se suma al escuálido panorama de principios de este año, con la abrupta caída de perforación de pozos y el impacto negativo sobre la producción petrolera en la región.

Desde el sindicato se asegura que la firma apunta a tercerizar el servicio de transporte, lo que de por sí implicaría una desvinculación de personal de mucha antigüedad. Por su parte, la empresa desmiente tal intención, al describir la compra de nuevos equipamientos para sus tareas de transporte.