RAWSON (ADNSUR) - Si se analizan los números de las cuentas provinciales no debería ser una sorpresa que hoy, último día hábil de febrero, el gobierno no haya podido depositar los sueldos correspondientes al tercer rango de enero, por una sencilla razón que no es nueva, pero que se sigue agravando: la plata que recauda la provincia del Chubut no alcanza a cubrir las obligaciones mensuales, de las cuales la salarial no es la única pero si la más importante, a tal punto que en ese rubro, el déficit mensual subió de 1100 millones a 1665 millones en un mes, producto del cumplimiento de lo adeudado en los acuerdos paritarios de 2019.

Al volcarse a los sueldos de este mes las cláusulas "gatillo" que estaban pendientes al sector docente, la masa salarial pasó a ser aproximadamente de $ 5100 millones mensuales -$ 4578 millones en salarios y 542 millones en cargas sociales-, por lo que ante una recaudación que entre impuestos provinciales, coparticipación y regalías llegó este mes a los $ 3455 millones, llevó el déficit mensual a $ 1665 millones. Este dato anualizado, arroja una cifra que asusta: la proyección para 2020, sin prever nuevos aumentos salariales, marca que habría un desfasaje superior a los $ 18 mil millones de pesos respecto a los ingresos, sólo si se piensa en pagar sueldos.

De los casi 2000 millones de pesos que demanda el tercer rango, el gobierno había logrado depositar ayer algo más de 700 millones para el sector pasivo, por lo que era impensado que en un día lograra juntar los 1300 millones correspondientes a los sueldos de los activos, sin contar que además resta pagar 556 millones del cuarto rango. Es decir que la semana próxima el gobierno debería pagar cerca de 2 mil millones de pesos para cancelar los sueldos de enero, cuando ya corren los plazos para los sueldos del mes de febrero, algo imposible con recursos propios y sólo posible con un nuevo endeudamiento en Letras que hasta hoy se estaba gestionando ante la Nación.

Se trata de una carrera alocada en la que además se siguen cerrando acuerdos salariales como la cláusula gatillo ofrecida hoy en Salud, y falta cumplir con las paritarias pendientes con empleados de Policía y de Salud del año pasado, lo que podría llevar el déficit de la masa salarial a un número cercano a los 2 mil millones mensuales.

De acuerdo a datos que pudo obtener de manera exclusiva ADNSUR, las proyecciones del Ministerio de Economía para el mes de marzo, marcan que los ingresos estimados son de $ 3746 millones, con una masa salarial total de casi $ 5300 millones -un déficit superior a los $ 1550 millones-; en abril, se preven recursos por $ 3790 millones y un total de $ 4799 millones en salarios -un déficit de mil millones solo en salarios-; mientras que en mayo se calculan ingresos por $ 3674 millones y egresos en sueldos en el orden de los $ 4800 millones, es decir que el déficit en ese mes sería superior a $ 1100 millones, aunque claro está, sin contemplar los acuerdos que se puedan cerrar en ese lapso.

Por otra parte, este análisis se centra exclusivamente en las obligaciones salariales del Estado, que además debe cumplir con la obra social Seros, los vencimientos de deuda, el pago de insumos y servicios y la realización de obra pública, para mencionar algunos de los múltiples compromisos que tiene la obligación de afrontar manera permanente.

Lo que deja en claro este panorama es que la brecha en los próximos meses entre ingresos y salarios no se va achicar, sino más bien lo contrario, y que en ese contexto, no sólo que continuará el pago escalonado, sino que todo indica que las fechas de pago se van a ir estirando, a no ser que surjan otro tipo de alternativas como renegociación de los vencimientos de la deuda, aprobación de leyes que mejoren la recaudación o ayudas extraordinarias desde el gobierno nacional. Los números de Chubut están en rojo y el panorama, si es que no aparece un plan urgente que cambie de manera drástica la dirección, se ve cada vez más negro.