Este martes, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, dio detalles de las nuevas medidas y afirmó que “la mejor manera de revertir la actual crisis educativa es devolverle a la escuela su protagonismo”. Agregó: “Los chicos tienen que ir a clase todos los días. Y esto es una responsabilidad compartida por el Estado y las familias.”

El Jefe de Gobierno explicó que las nuevas medidas tomadas por la Ciudad modifican los criterios para definir la condición de alumno regular. “Hasta hoy significa solamente estar matriculado. Ahora para tener el certificado de alumno regular los chicos tienen que cumplir una asistencia mínima del 85% en cada bimestre”, detalló. 

En ese sentido, agregó: “También vamos a hacer un cambio en la política social. Los chicos tienen que estar en la escuela y la política social tiene que promoverlo. Por eso quienes no manden a sus hijos a la escuela van a dejar de percibir el adicional por hijo del programa Ciudadanía Porteña”.

Rodríguez Larreta sobre las medidas de regularidad escolar: “Los chicos tienen que estar en la escuela y la política social tiene que promoverlo”

Los datos oficiales marcan que el 30% de los alumnos de la Ciudad tuvo más de cinco faltas en el último mes, con casos de chicos que asisten a clases sólo tres días a la semana.  En ese marco, Rodríguez Larreta detalló que “la evaluación de la regularidad va a ser cada dos meses” y que al detectar que un chico no está asistiendo se trabajará en forma conjunta desde el Ministerio de Educación y el Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat para “contactar a cada familia y conocer más de cerca su situación”.

 “Si los chicos siguen sin ir a clases, después de tres meses se va a dar de baja el componente adicional. Y si a los seis meses tampoco se reincorpora, se va a suspender la totalidad del plan”, anunció el Jefe de Gobierno.

Sobre esa medida, aclaró: “Si aún después de la baja, los chicos vuelven a la escuela, recuperan la asistencia y se recupera el plan. Estamos decididos a recuperar la idea de que el estudio es el motor del progreso. Y eso solo se aprende yendo a la escuela todos los días”.

Por último, Rodríguez Larreta convocó al Gobierno Nacional a analizar una medida similar. “Está previsto en los planes sociales esta contraprestación, lo importante es hacerla cumplir. Y para eso no alcanza con un certificado de regularidad anual. Hay que seguirlos día por día”, señaló. 

Estuvieron presentes el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel; la ministra de Educación, Soledad Acuña; y la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat, María Migliore.

Rodríguez Larreta sobre las medidas de regularidad escolar: “Los chicos tienen que estar en la escuela y la política social tiene que promoverlo”

Las nuevas condiciones para ser alumno regular 

El Ministerio de Educación porteño, a través de la resolución N.° 3732/MEDGC/22, definió cuáles son las condiciones que deberá cumplir un estudiante a partir de ahora para ser considerado un “alumno regular”. Esta nueva definición impactará en el acceso al programa social Ciudadanía Porteña que requiere como contraprestación asegurar la escolaridad de los menores de 18 años del hogar.

La medida —publicada en el boletín oficial porteño el 1 de agosto— implica que para ser un “alumno regular” los estudiantes deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo, según las fechas establecidas en la agenda educativa. Asimismo, no podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año.
Quienes pierdan la condición de alumno regular podrán recuperarla luego de haber asistido un mínimo del 85 % de días efectivos de clases en el siguiente bimestre y una vez que hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia.

A tal fin, los docentes y el equipo directivo arbitrarán los medios necesarios para garantizar el derecho de los estudiantes a la enseñanza obligatoria a través de nuevas instancias y/o actividades de acompañamiento y apoyo a sus trayectorias escolares.

El estudiante que pierda la condición de regular a lo largo del bimestre deberá continuar asistiendo a clases, es decir que deja de existir la condición de estudiante libre por inasistencia y el alumno conserva siempre su matriculación.

En los casos donde se presuma la vulneración del derecho a la educación de un estudiante debido a inasistencias injustificadas, llegadas tarde o retiros anticipados, y habiendo perdido comunicación con el adulto responsable, la escuela dará intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!