CAPITAL FEDERAL - La vicegobernadora de La Rioja, Florencia López, anunció que permanecerá en el cargo y, por lo tanto, el exministro de Hacienda de la provincia Ricardo Guerra asumirá la banca vacante en el Senado por el fallecimiento de Carlos Menem.

López renunció a asumir el escaño este lunes por la tarde, en una conferencia de prensa que brindó en la capital riojana junto al gobernador Ricardo Quintela."Tome la decisión de renunciar a la banca optando por continuar en este lugar tan importante que me puso la provincia, que es ser presidenta de la cámara (de Representantes) y vicegobernadora de La Rioja", afirmó la joven vicegobernadora.

Así, quedó el camino abierto para que la banca la ocupe Guerra, quien fue como primer suplente de la lista del PJ en la elección de medio término de 2017. Esos comicios los ganó Cambiemos, quedándose con los dos senadores por la mayoría. Todo indica que Guerra podría jurar su banca este miércoles y se sumará, como lo había hecho Menem en noviembre de 2019, al bloque del Frente de Todos que preside el formoseño José Mayans.

Hombre ligado al exgobernador y uno de los líderes del peronismo riojano Luis Beder Herrera, el futuro senador peronista ocupó la cartera de Hacienda provincial por espacio de una década. Abandonó el cargo a mediados de 2018, en medio de una crisis política interna en el gobierno del también peronista Sergio Casas.

Guerra es contador y, aseguran fuentes del peronismo riojano, se destaca por su bajo perfil y sus conocimientos técnicos. "No viene de la política", destacó un connotado dirigente del PJ, quien recordó que el futuro senador fue empleado de carrera del Banco de La Rioja antes de ocupar la secretaría de Hacienda provincial, primero; y el ministerio, después.

El expresidente Menem había encabezado la lista de senadores nacionales del PJ en 2017 acompañado por López, que en ese entonces era intendenta de Arauco. Dos años después, López se convirtió en vicegobernadora como consecuencia de la unidad sellada por los diferentes sectores del peronismo y que llevó a Quintela a la gobernación.

Tras la muerte de Menem, le hubiera correspondido a López reemplazar al expresidente, tal como lo establece el Código Nacional Electoral para el caso del partido o alianza que haya obtenido la banca por la minoría en la elección para el Senado.

"Es una decisión muy difícil. Hablé mucho con la familia y los compañeros", afirmó López al anunciar que declinaba ocupar el escaño vacante. "Tengo dos hijos adolescentes y eso influenció en mi decisión, pero también tiene que ver con el respeto a la República y a la democracia, ya que el pueblo se manifestó en forma contundente para elegir esta fórmula", agregó, en alusión al gobernador Quintela que la secundó en la conferencia de prensa.

El Senado tiene previsto realizar dos sesiones este miércoles. Una, preparatoria, en la que se elegirán las autoridades del cuerpo para el presente año. Después, se llevará a cabo una sesión especial en la que se prevé sancionar un paquete de proyectos aprobados por la Cámara de Diputados en la sesión del 11 de febrero pasado y darles acuerdo a embajadores políticos designados por el Poder Ejecutivo.