RAWSON (ADNSUR) - Tal como lo adelantó el viernes ADNSUR, en la reunión que representantes del Ejecutivo -donde estará el gobernador Mariano Arcioni- mantendrán este martes con la Mesa de Unidad Sindical (MUS) en Rawson, el Gobierno informará que el depósito correspondiente a la liquidación de haberes del mes de julio se volverá a hacer como durante buena parte de 2018: de manera escalonada por rangos salariales.

Este fin de semana, el ministro de Economía, Luis Tarrío, confirmó a El Chubut que posiblemente durante el encuentro "anunciemos a los gremios las fechas de pago de los sueldos".

El primer encuentro tuvo resultados antagónicos: Desde la gestión de Arcioni catalogaron el cónclave como "positivo", mientras que los representantes gremiales de Atech, ATE, Viales, Sitrajuch, Soyeap, Sadop, Sutap y Sitraed, entre otros, manifestaron que "no hubo una sola respuesta" a los pedidos.

Los ejes centrales de la discusión entre ambas partes era la certidumbre sobre el pago de la cláusula gatillo, retroactivos, recategorización, el funcionamiento regular de la obra social y precisiones sobre la formas y fechas de pago para los haberes correspondientes al mes de junio.

Si bien no hay confirmación oficial, ADNSUR pudo conocer que el Gobierno volverá a instrumentar el pago escalonado, a pesar de que Arcioni advirtió en conferencia de prensa que "estamos haciendo todo lo posible para pagar a todos juntos".

La ingeniería del pago escalonado del año pasado se dividió en tres etapas: Haberes hasta $ 30.000; sueldos entre $ 30.001 y $ 50.000; y los salarios por encima de los $ 50.000 pesos. En esta ocasión, fruto de los fuertes aumentos que cerraron los gremios y el Gobierno en las negociaciones paritarias, la escala deberá ser modificada por el crecimiento del 113% de la masa salarial entre junio de 2018 y el mismo mes de 2019.

ATE ENDURECE MEDIDAS

La Asociación de Trabajadores del Estado del Chubut (ATE), anunció la semana pasada la continuidad del paro por otros cinco días.

La medida fue anunciada por el interventor del gremio, Guillermo Quiroga. El enojo con el Gobierno provincial fue creciendo durante la semana, a medida que se iban filtrando comunicaciones internas entre el ministro Coordinador de Gabinete, Federico Massoni, con el resto de las carteras, secretarías y subsecretarías, exigiendo la aplicación de descuentos de los días no trabajados y el regreso al lugar de origen para todos los adscriptos.

Las medidas de fuerza se extenderán hasta el viernes 9 de agosto y volverán a marchar a Rawson para reclamar el pago en término de los haberes, el cumplimiento de los acuerdos salariales y el normal funcionamiento de la obra social SEROS, que días atrás volvió a ser cortada por prestadores.