FORMOSA (ADNSUR) - El secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla, emitió este viernes un comunicado en nombre de la cartera que conduce, y aseguró que la represión de la policía a los manifestantes que protestaban por la vuelta a la fase 1 de la cuarentena en Formosa se dio en un contexto de "permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial".

"La permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes —que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial—, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta", opinó el funcionario en relación a los hechos suscitados durante la tarde en la provincia gobernada por Gildo Insfrán.

Además, en el texto publicado en su cuenta de Twitter  comienza remarcando que la Secretaría "repudia la violencia ejercida por integrantes de la policía provincial de Formosa sobre los manifestantes que se concentraron en la jornada de hoy frente a la Gobernación". Pietragalla aseguró que las fuerzas de seguridad "deben estar capacitadas para contener actos de violencia en el contexto de protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos".

Horacio Pietragalla Corti on Twitter

El mensaje, emitido pocas horas después de que la policía reprimiera a los manifestantes que se concentraron frente a la Casa de Gobierno provincial para protestar por la instauración de nuevas medidas restrictivas por parte de la administración de Gildo Insfrán en el marco de la pandemia de coronavirus, fue retuiteado por el Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, quien agregó: "El Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía. En momentos de angustia colectiva, tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional".