RAWSON (ADNSUR) - En la sesión ordinaria de la Legislatura de este martes se aprobó por unanimidad el Proyecto de Declaración 008/21 presentado por la diputada Xenia Gabella por el cual se le pide al Parlamento Patagónico que impulse las iniciativas presentadas en el Congreso Nacional, respecto de establecer valores diferenciales para la venta de combustibles líquidos a un precio equivalente al cincuenta por ciento (50%) del valor final vigente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Gabella expresó que “la Patagonia, que posee innumerables riquezas minerales como también extraordinario recurso natural fue siendo relegada de las decisiones de Estado Nacional quien fue tomando diversas determinaciones que paulatinamente la llevaron a perder beneficios de promoción industrial que permitieron, en su momento, la radicación de diferentes unidades económicas y el incremento poblacional”.

La Región Patagónica probablemente no hubiera podido alcanzar altos niveles en su calidad de vida ya que justamente es una zona alejada de las principales rutas comerciales como también de los centros manufactureros que proveen de los insumos necesarios para la industria, el hábitat y el desarrollo de infraestructura básica, esto claramente se ve reflejado en cualquier estudio relativo al costo de vida en la Patagonia.

Reclamo por el precio diferencial de las naftas en Patagonia: se reunirá el Parlamento Patagónico

El proyecto votado por todos los bloques parlamentarios destaca que es de interés recalcar una de las variables más determinantes para asegurar el desarrollo de nuestra región: el valor de los combustibles líquidos, insumos elementales que yacen en las profundidades de nuestra Patagonia, en la cuenca del San Jorge o en la formación de Vaca Muerta, por citar dos conocidos desarrollos.

El diferencial patagónico de los combustibles fue establecido durante la Presidencia de Carlos Menem, a través de la Ley 23.996 y benefició a los usuarios de las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego con la exención del Impuesto de Transferencia a los Combustibles (ITC), lo que permitió que, durante un importante período de tiempo, las actividades productivas pudieran desarrollarse mediante una ventaja comparativa concreta.

Este beneficio a lo largo de los últimos diez años ha ido perdiendo toda efectividad: si en algún momento el diferencial entre el valor del litro de combustible en Chubut era alrededor de un 50% más barato respecto del mismo en Ciudad de Buenos Aires, hoy esta diferencia es menor al 10% e incluso arroja un diferencial negativo si lo que se compara es el gasoil, insumo que actualmente es más costoso en provincias como la nuestra que en Capital Federal.

“Con las asimetrías vigentes y los costos infinitamente superiores para el desarrollo de cualquier actividad comercial o industrial que existen del resto del país a nuestra Patagonia es increíble que aún perdure la idea de quitar los pocos beneficios con que todavía contamos, siendo que nuestra región es proveedora fundamental de energía en el mapa nacional o generadora de divisas por excelencia gracias a su actividad privada exportadora y el desarrollo turístico”, expresa la diputada Gabella. Es por eso, agrega, que “las provincias patagónicas deben unir sus voces y sus fuerzas a través de los Senadores y Diputados de cada provincia que integra el Parlamento Patagónico para que promueva el tratamiento de las iniciativas parlamentarias de los legisladores nacionales relacionadas a la presente, con eje en la puesta en vigencia de un valor de venta de los Combustibles Líquidos a un precio equivalente al cincuenta por ciento (50%) del precio vigente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuando su consumo se realice en las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, de manera tal que se compensen  los costos altamente diferentes existentes en nuestra región respecto del resto del país en las diversas actividades económicas de nuestra realidad regional.