Los beneficiarios de la Tarjeta Alimentar son madres y padres con hijas e hijos que perciban la Asignación Universal por Hijo (AUH); mujeres embarazadas a partir de los tres meses de gestación que perciban la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que perciban AUH.

Esta tarjeta solo se puede usar para la compra de alimentos. Hasta antes del anuncio solo la recibían familias con hijos menores de 6 años. El monto variaba de $6.000 a $9.000 según tuvieran uno o más hijos

Ahora esta tarjeta se les cargará mensualmente a las familias que tengan hijos hasta 14 años de edad inclusive.

Los nuevos montos serán los siguientes. Se mantendrá el monto en $6.000 para quienes tienen un hijo, se incrementará a $9.000 para quienes tienen dos; y a $12.000 para quienes tengan más de dos hijos. Además, se extenderá el beneficio de $12.000 mensuales para las madres que tengan siete o más hijos que perciban una Pensión No Contributiva.

Es decir que ahora se incorpora la Pensión no Contributiva parta madres de más de 7 hijos, que pasaran a percibir el dinero, siempre y cuando tenga hijos menores de 14 años.

En este caso, el monto va a variar dependiendo de la cantidad de hijos menores de 14 que tengan.

A partir de este anuncio, la Tarjeta Alimentar llegará 1,9 millones de familias (alrededor de 3,7 millones de chicos y chicas) y significará una inversión de $250.000 millones, equivalente al 0,7% del PBI.