WASHINGTON (ADNSUR) - Un fenómeno inédito se vivió este miércoles a la tarde en los Estados Unidos cuando un grupo de seguidores del presidente Donald Trump irrumpieron en el Capitolio y se enfrentó con la policía en el interior del emblemático edificio, que es sede del poder legislativo estadounidense.

Entre las imágenes de los disturbios que conmovieron al mundo entero, una figura resultó llamativa por la manera en la que estaba vestida. Se trata de un hombre, que apareció con el torso desnudo y tatuado, con el rostro pintado con los colores de la bandera de los Estados Unidos y, sobre todo, con un gorro de piel al estilo de la película "El Último Mohicano" y dos cuernos asomando de su cabeza.

Este hombre, cuya figura bizarra recorrió el mundo, se llama Jake Angeli, pero es conocido en las redes sociales como "The Q Guy" o, "The Q-Shaman". Este "chaman" entró al Capitolio con un megáfono y una bandera estadounidense y llegó a meterse incluso en la cámara de senadores y ubicarse en el estrado destinado al presidente del cuerpo legislativo.

La "Q" de este personaje tiene que ver con que, aparentemente, pertenece a un movimiento radical que existe en los Estados Unidos llamado Q-Anon (Abreviatura de Q-Anónimo), un grupo de ultraderecha y ultraconservador que apoya a Donald Trump y asegura que existe un "movimiento profundo" que conspira contra él.

QAA Podcast on Twitter

En esencia, QAnon es una teoría de conspiración infundada y de amplio alcance que dice que el presidente Trump libra una guerra secreta contra los pedófilos de élite que adoran a Satanás en el gobierno, las empresas y los medios de comunicación, de acuerdo a la información que dio sobre este movimiento la cadena BBC.

Los creyentes de QAnon especulan con que esta lucha conducirá un día a un ajuste de cuentas en el que personas como la excandidata presidencial Hillary Clinton serán "arrestadas y ejecutadas", señalaba el citado medio.

Italien Feeld 🕳 on Twitter

Q-Anon cuenta con gran presencia en las redes sociales y también se hacen ver en diferentes manifestaciones, aunque seguramente su punto de exposición más alto fue este miércoles a la tarde en el Capitolio, donde Q-Shaman, además, ocupó una posición central.

En una manifestación de Q-Anon en el mes de julio, en Los Angeles, se lo vio también a Q-Shaman subido sobre una tarima y arengando con cantos y gritos a los presentes en el lugar. Aquella vez, en lugar de la bandera estadounidense, el personaje portaba un cartel con la leyenda "Q sent me (Q me envió)".

De acuerdo a lo que informaron en redes los manifestantes en aquella ocasión, todos fanáticos de Q-Anon, el hombre que ahora fue una de las caras más visibles en el Capitolio resultó ser una persona "amigable" y hasta los niños se acercaban para conocerlo.