RAWSON (ADNSUR) - A través de un proyecto de ley que lleva el número 114/19 e ingresó ayer martes a la Legislatura, el Poder Ejecutivo pide autorización al gobernador Mariano Arcioni para suscribir un convenio para refinanciar el saldo adeudado al 31 de octubre con el Fondo Fiduciario que asciende a la suma de $ 1.880 millones de pesos; y en la misma iniciativa, solicita que se autorice al gobernador a suscribir con el mismo Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial, nuevos convenios de asistencia financiera en el marco del programa de Convergencia Fiscal por la suma máxima de $ 1.400 millones.

Según expresa este segundo artículo, el nuevo endeudamiento tiene la finalidad de ser aplicado a atender necesidades financieras “que permitan mejorar el perfil de vencimientos de la deuda pública provincial”.

El proyecto, que ingresó el 29 de octubre a las 19,50, expresa en sus fundamentos que la deuda acumulada obedece a convenios firmados el 13 de diciembre de 2017 por $ 1.050 millones, a pagar en 48 cuotas mensuales con un plazo de gracia semiplena de 12 meses. Y a esto se sumó en la misma fecha un convenio de asistencia en un programa de Convergencia Fiscal, por el que llegó una nueva asistencia por $ 650 millones.

También se alude en la fundamentación que en el mes de septiembre último, se firmaron dos nuevos convenios de asistencia con el Fondo Fiduciario por montos de 500 millones y de 100 millones, destinados a requerimientos de Tesorería, y que vencen en el mes de noviembre próximo.

Por ello, “con el objeto de aliviar la difícil situación financiera provincial, se están llevando a cabo conversaciones con el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, acerca de la posibilidad de ampliar los plazos para la devolución de los montos otorgados mediante los convenios antes mencionados”, reza el proyecto.

Respecto al nuevo endeudamiento, se expresa que “durante los meses de julio y agosto la provincia debió afrontar dos vencimientos de 708 millones y 740 millones respectivamente, situación que menoscabó aún más la compleja situación financiera”.

Por último, se aclara que las condiciones del nuevo endeudamiento deberán ser acordes a las resoluciones establecidas por el Ministerio de Hacienda de la Nación, y se compromete como contrapartida a “implementar una política fiscal y un programa financiero que asegure el cumplimiento de una serie de pautas y metas tendientes a lograr el equilibrio del resultado primario”.