RAWSON (ADNSUR) - El gobernador Mariano Arcioni anunciará esta semana el Plan de Reestructuración del Estado, que representará un fuerte "ajuste" en la Administración Pública para empezar a superar la fuerte crisis financiera. Se centrará en el control del gasto.

Según informó una alta fuente del Gobierno a diario El Chubut, se necesita poner en marcha "una especie de statu quo por 180 días. Seguro que habrá congelamiento de sueldos. Recién Chubut se podría estabilizar financieramente en seis meses cuando podamos reperfilar los vencimientos de deuda en dólares", dijo un hombre de extrema confianza del gobernador Arcioni al diario del valle.

Un funcionario detalló en diálogo con el mismo medio que el salario promedio de los empleados activos "es de $ 68.000" y agregó que en el caso de los jubilados "la dieta promedio llega a los $ 78.000". 

El congelamiento de los sueldos alcanzará a los más de 60.000 empleados activos y pasivos de toda la provincia. En el Gobierno aseguran que los gremios son conscientes de que los salarios que perciben en Chubut están entre los más altos del país.

Desde Provincia destacaron que no habrá despidos de empleados públicos. Según creen, podrían abrir paritarias desde julio próximo. 

El Ministerio de Educación de la Nación se sentará el 20 de enero con los gremios y fijará dos condiciones: No habrá cláusula gatillo durante 2020 y la fijación del básico será neto, no un porcentaje, lo que se replicará en todas las administraciones públicas provinciales. Fuentes del Gobierno confirmaron que en la Provincia también se aplicará y detallaron: "Si no podemos completar el pago de la masa salarial, es imposible pensar en cláusula gatillo". 

CONFLICTO CON DOCENTES

En relación con los docentes -el sector más duro en las negociaciones paritarias-, en la provincia esperan ver qué ocurrirá entre Nación y Ctera. "Cuando se sienten el 20 de enero, a partir de ahí bajarán línea a los gremios de cada provincia. No hay mucha alternativa, no podés aumentar masa salarial cuando de Nación te están mirando y pidiendo que acomodemos el déficit", indicaron desde Casa de Gobierno.

Afirmaron que por cuestiones legales no se pueden dar de baja las cláusulas que fueron firmadas y homologadas en la Secretaría de Trabajo, por lo cual las que se firmaron durante las negociaciones paritarias del año pasado y que el Gobierno de Arcioni aún no pagó, se abonarán, aunque aún no está definido de qué manera. Se cree que podría ser en cuotas. 

FIN DE LAS COMISIONES Y ADSCRIPCIONES

Otro de los puntos que figuraba en el borrador del Plan de Reestructuración del Estado que anunciará Arcioni esta semana es la sangría financiera que generan las comisiones de servicios y las adscripciones, principalmente en el Ministerio de Educación. 

El impacto es notorio, pero principalmente duplica la masa salarial, porque el Estado debe reemplazar a ese empleado que sale de un organismo para irse a otro, pero con el sueldo del área que dejó.

Desde el Gobierno detallaron al diario que "en Educación existen alrededor de 500 adscripciones en toda la provincia con un sueldo bruto de $ 40.000, que multiplicado por 13 meses (sueldos y aguinaldos) da un total de 260 millones de pesos al año" y añadieron que el objetivo "es que vuelvan todos a las aulas". 

Habría, a su vez, un control exhaustivo sobre las licencias médicas en el sector docente, que durante 2017 y parte de 2018, rondaban en los 1.000 certificados médicos y carpetas psiquiátricas.