RAWSON (ADNSUR)- En la sesión del martes 20 de abril, la Legislatura de Chubut aprobó las reformas a Ley de Tabaco por los riesgos del cigarrillo electrónico, entre las que se encuentra la prohibición de fumar en lugares públicos y privados cerrados en toda la provincia. En diálogo con ADNSUR, Valeria Nazar, directora de Adicciones del Ministerio de Salud, brindó detalles acerca de los riesgos que conlleva este habito.

Nazar valoró que “estamos celebrando esta modificación a a ley provincial 1452 que se refiere al control del tabaco que se adhiere a una Ley Nacional de Tabaco", y detalló que los principales puntos tienen que ver con "la prohibición de fumar en los lugares (públicos y privados) cerrados, la prohibición de publicidad, promoción y patrocinio, las advertencias sanitarias que son las leyendas que vemos en los paquetes de cigarrillos, la prohibición de venta a los menores de 18 años, la prohibición de cigarrillos sueltos y todo lo relacionado con las multas”.

Asimismo, indicó que en estos últimos años –como miembros de la Dirección de Adicciones- y teniendo el Programa provincial de Tabaco, se han compartido experiencias sobre el cigarrillo electrónico. "En el proyecto que se aprobó el martes en la Legislatura, conseguimos que se introduzca un artículo más para que se reduzca el consumo de los productos elaborados por tabaco o derivados que expidan humo, vapores en cualquier forma de un dispositivo electrónico", afirmó.

Y explicó que estos sistemas están en el país pero la ANMAT prohíbe la venta y comercialización. "De todos modos, somos conscientes que circulan por las redes sociales y que se puede acceder a la venta-compra. Por eso, nos parecía importante tener una ley en la provincia sobre los riesgos de estos dispositivos electrónicos”, dijo.

“Los riesgos fundamentales son que esos dispositivos hacen una combustión por el calentamiento de tabaco y cualquier otro producto que le introduzca genera daños a la salud (por la manera que se inhala y se exhala) y  el humo queda en el ambiente. Cualquier elemento que haga combustión con la nicotina genera un daño en la salud tanto para el que lo fuma y el que lo inhala”, subrayó.

Por último, la funcionaria destacó que “La ley de tabaco ayudó a tomar conciencia. Pero, ante este nuevo escenario, las tabacaleras empezaron a preservar sus intereses (que no van de la mano de la salud, precisamente) y empezaron a inventar ‘cigarrillos electrónicos’ como una presunta alternativa con distintos argumentos. Por nuestra parte, tenemos un equipo que investiga el contenido de nicotina que tiene esa concentración, los daños, los compuestos orgánicos y demás. Como Ministerio, nuestra preocupación era dar a conocer los riesgos asociados de estos elementos y nos parecía importante que estén incluidos en esta ley”, puntualizó.