COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Según ese trabajo, Chubut recibirá el año próximo un total de 44.854 millones de pesos: un 42 por ciento más que este año en términos nominales, pero solamente un 10 por ciento en términos reales, es decir al considerar el efecto de la inflación. En la distribución per cápita, es decir en relación a la cantidad de habitantes, los chubutenses quedan entre los últimos lugares.

Vale recordar que los indicadores tomados para este informe exclusivo no contemplan lo que refiere al reparto de obras públicas, lo que formará parte de otro análisis, limitándose a lo que la consultora ha elaborado en base a transferencias automáticas (fondos de coparticipación que se distribuyen según el porcentaje que le toca a cada provincia) y corrientes (en las que el gobierno central decide asistencias en particular a cada jurisdicción).

No hay novedad en cuanto a la magra porción de la torta, ya que Chubut, junto a Santa Cruz y Tierra del Fuego, ocupa el terceto final de la tabla de posiciones a la hora del reparto de coparticipación, en lo que refiere a transferencias automáticas. A la provincia fueguina le tocarán solamente 33.975 millones; y al territorio del sur de Ramón Santos le llegarán 43.921 millones de pesos.

En casi todos los casos, la suba porcentual se da de manera similar: en el orden del 40 por ciento nominal (es decir, lo que crece la cantidad de dinero girado) pero apenas del 10 por ciento cuando se ajusta por inflación.

Para tener una magnitud de los montos totales, la masa de recursos a distribuir es de 2,96 billones (casi 3 millones de millones de pesos), de los cuales la mayor parte corresponde a la provincia de Buenos Aires, con 674.797 millones. Le sigue Santa Fe, a la que corresponden 249.696 millones y Córdoba, con 242.976 millones de pesos.

Es llamativo que el incremento real se da muy por debajo de la inflación estimada para este año, que ya se proyecta por encima del 30 por ciento, mientras que los fondos se elevarán en una tercera parte de ese indicador.

Por caso, Chubut habrá completado al finalizar este año un total de 31.596 millones de pesos, según la proyección de la consultora. Si bien se elevará en más de 13.000 millones, un ajuste por inflación debería derivar en un aumento de no menos de 30.000 millones adicionales para el año próximo, por lo que en realidad debería superar los 60.000 millones de pesos.

Distribución por habitante: Chubut entre las 4 últimas, Santa Cruz entre las 3 primeras

El extenso informe de la consultora, basado en la documentación oficial enviada por el ministro Martín Guzmán al Congreso, también aborda el análisis de la distribución per cápita. Esta referencia se basa en las transferencias corrientes (es decir, recursos que distribuye el gobierno nacional de modo discrecional), identificables por ubicación geográfica, con un monto total de 180.131 millones de pesos.

En ese ranking, el primer lugar es ocupado por la provincia de Entre Ríos, con 8.926 pesos por habitante. En este caso, el monto se ve influenciado “por las transferencias para cubrir el creciente déficit de su caja de seguridad social, mientras que en el polo opuesto se encuentra la provincia de San Luis”, señala el efecto.

En efecto, la provincia gobernada por los Rodríguez Saá queda en el último lugar de ese ranking, con sólo 1.318 pesos por habitante. El anteúltimo lugar es para Mendoza, con 1.355 pesos; Tucumán, con 1.410 y cuarto, empezando desde abajo hacia arriba, aparece Chubut, con 1.477 pesos por cada habitante.

En este ítem, Santa Cruz aparece bastante más favorecida que en lo que refiere a las transferencias automáticas de la coparticipación, ya que se ubica en el tercer lugar, con 5.897 pesos por habitante, superando por ejemplo a la provincia de Buenos Aires, con 5.230 pesos y a CABA, con 5.038 pesos por habitante.

Lo bueno es que por ahora se trata de un proyecto de presupuesto, que debe ser debatido por el Congreso de la Nación. Los senadores y diputados que representan a Chubut podrán discutir y lograr mejoras sobre estos números para la provincia que representan.