RAWSON (ADNSUR) - La Legislatura de Chubut aprobó este martes un nuevo préstamo de Nación a la provincia, por 5.000 millones de pesos, que llegará en 3 cuotas hasta diciembre próximo y deberá devolverse a partir de enero. ¿Cuáles fueron las otras asistencias de Nación a Chubut, entre préstamos, Aportes no reintegrables y transferencias de coparticipación? Aquí, tres claves de un escenario de alta complejidad, donde las asistencias todavía no alcanzan para resolver la crisis.

1) Segundo préstamo de 5.000 millones de pesos. A través del ‘Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial’, Nación ya había enviado un monto similar, de 5.000 millones en dos cuotas, durante los meses de junio y julio. Ambos montos, que totalizan 10.000 millones, más un remanente cercano a 3.000 del año pasado, deberían devolverse desde el año próximo. Estos aportes fueron creados por el gobierno nacional para asistir a las provincias, debido a la pérdida de recursos por la pandemia.

2) 1.600 millones en ATN. Según un trabajo de la consultora Aerarium, Chubut recibió hasta el mes de septiembre, un total de 1.614 millones de pesos en Aportes del Tesoro Nacional, destinados por Nación en el marco del programa de emergencia financiera. La misma consultora advierte que todavía quedan 46.000 millones de pesos para distribuir en ATN, recomendando que el Estado nacional utilice esa vía de asistencia para ayudar a todas las provincias (y no sólo a la provincia de Buenos Aires). En el análisis de la distribución realizada sobre esos aportes hasta el 30 de septiembre, Chubut accedió solamente a un 2,9% del total distribuido (sobre un total de 56.028 millones de pesos). Buenos Aires encabezó ese ranking, con 13.446 millones de pesos, equivalente al 24 por ciento del total.

3) 18.266 millones de pesos en coparticipación. Según Aerarium, Chubut recibió 2.400 millones menos que lo que estaba contemplado en el presupuesto de este año (20.666 millones de pesos), mientras que el total de pérdidas para el conjunto de las provincias ascendió, entre marzo y septiembre, a 162.429 millones de pesos. Esos desequilibrios, provocados por los efectos de la pandemia en la economía, son los que Nación buscó corregir a través de dos vías: préstamos del Fondo Fiduciario y los aportes ATN.

El problema de Chubut, sin embargo, excede las mermas de recursos nacionales provocadas por la pandemia. El déficit provincial se explica además por la caída de ingresos por regalías y lo que refiere a recaudación de impuestos propios, de allí que cada mes no alcanza a completar los 5.200 millones de pesos que requiere pagar la masa salarial actual. Con el préstamo aprobado este martes todavía no se podría completar el objetivo anunciado por el gobierno, que pretende pagar una masa salarial completa en noviembre: para ello dependerá de un nuevo endeudamiento, a través de la colocación de letras por 50 millones de dólares, cuyo tratamiento quedó pendiente en la Legislatura.