COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - A través de un proyecto de la concejal del FpV Viviana Navarro, el Concejo pediría que los diputados y senadores nacionales de la Provincia del Chubut le soliciten al presidente Alberto Fernández y a su secretario de Energía, Sergio Lanziani, que intercedan "ante CAMMESA para que libere -de manera temporal- los fondos embargados en la cuenta de la SCPL, que impiden su normal funcionamiento en un momento de vital importancia como es la cuarentena en curso, hasta tanto se supere la crisis sanitaria, asumiendo el compromiso de resolver, a su debido tiempo, definitivamente el problema, por la vía de la condonación de deuda, tal como se hizo en el pasado con las empresas Edenor, Edesur, Edelap, Epec, Secheep, Dpec, Edemsa y Epe, por un total de $ 19.000.000.000".

Según detalla el artículo 2, el Concejo “vería con sumo agrado que los diputados provinciales del Chubut declararan al Poder Ejecutivo Provincial, en la figura del gobernador Mariano Arcioni, la necesidad de interceder ante CAMMESA retomando el compromiso adquirido en cuanto a garantizar la deuda pendiente de las Cooperativas de la Provincia y poder evitar que continúen los embargos de sus cuentas, que están poniéndolas al borde del incumplimiento en la ejecución del servicio”.

El proyecto también solicita que el gerente general de CAMMESA, Lic. Esteban Kiper, interceda ante los miembros integrantes de la Compañía para lograr evitar, mientras dure la situación de crisis económica derivada de la aplicación de la cuarentena la sustracción de fondos embargados de la cuenta de la SCPL de Comodoro Rivadavia, para impedir que ésta se vea imposibilitada de cumplir con el servicio de distribución de energía eléctrica en la ciudad.

El Concejo mencionó entre los considerandos “que el Estado Nacional, en el Presupuesto del año 2017 contempló la condonación de deudas a un número reservado de distribuidoras de energía eléctrica (entre las que no se encontraba la SCPL de Comodoro Rivadavia) por valor de $ 19.000.000.00” y “que el argumento que se utilizó para justificar esa decisión fue el de la falta de autonomía de las prestatarias del servicio de distribución eléctrica para aumentar las tarifas (que se hallaban congeladas), ante el poder concedente”.

Además, remarcó que “la situación invocada para aplicar aquella condonación es la misma, en aquella oportunidad y actualmente que afecta a la SCPL de Comodoro Rivadavia, no sólo en cuanto a la acumulación del monto adeudado, sino en relación a la generación constante de nueva deuda”, mencionando que la SCPL “en la realidad comercial que está forzando esta cuarentena ha visto sustancialmente agravada, por la falta de pago y reducción en el cobro de los servicios, la situación angustiante que ya venía arrastrando debido al embargo preventivo sobre una de sus cuentas, a favor de CAMMESA, que afecta no sólo la operación del servicio eléctrico, sino la de la provisión de agua, cloacas , saneamiento y alumbrado público; demandando, para cumplir con el pago de gran parte de sus costos corrientes, incluidos sueldos, de una solución de carácter político”.