COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/El Análisis de la Noticia) - Funcionarios del gobierno provincial confirmaron que el ministro Frigerio anticipó que las provincias patagónicas afrontarán un ajuste de 100 mil millones de pesos, en el presupuesto 2019, en recortes que se evalúa aplicar a los subsidios de gas y transporte, entre otras áreas, que podrían involucrar obras públicas y el sistema de asignaciones familiares. Así lo precisaron Alejandro Garzonio y Luis Tarrío a medios del valle, tras el encuentro mantenido con el funcionario nacional.

La rebaja de subsidios al gas ya venía aplicándose a partir de los sucesivos incrementos tarifarios, pero dentro de la proyección realizada en 2016, la asistencia para la región patagónica se apuntaba a mantener hasta el año 2022.

Ahora, el gobierno de Mauricio Macri evalúa aplicar ese cambio directamente desde el año próximo, lo que le permitiría “ahorrar” un monto cercano a los 9.000 millones de pesos. 

El beneficio para la región patagónica rige por una disposición legal que apunta a compensar a la región de la cual se extrae el fluido, que a su vez es la más afectada por las bajas temperaturas. Vale recordar que al mismo tiempo el gobierno de Cambiemos impulsa una política energética que incentiva la producción gasífera en áreas no convencionales (Neuquén y Santa Cruz), pero no con la inserción de más gas a los hogares del país, sino generando excedentes de exportación que hoy permiten proyectar a las compañías altas rentabilidades, en base a las tarifas dolarizadas y actualizadas cada seis meses.

Prefieren recortar subsidios a la Patagonia que aplicar retenciones al campo

El ardid de la dolarización de tarifas fue también cuestionado por el gobernador Arcioni en las últimas horas, al advertir el perjuicio que ese esquema provoca con cada variación del dólar, al haberse atado a la moneda norteamericana no sólo la referencia del fluido en boca de pozo, sino también la cadena de costos vinculada al transporte.

El mandatario provincial anticipó ante la consulta de ANDSUR que se evalúa presentar un recurso legal desde la Fiscalía de Estado.

Vale también consignar que la alternativa del recorte es evaluada por el gobierno nacional al mismo tiempo que se niega, según reconoció el propio presidente Macri, a suspender la baja de las retenciones al campo, tal como le recomendó incluso el FMI, lo que significaría un ahorro mayor al recorte que busca aplicar con la quita del subsidio al gas patagónico: entre 45.000 y 54.000 millones de pesos es el monto que el gobierno podría obtener si suspendiera aquel beneficio a favor del sector agro exportador.