Adrián Rodríguez, subsecretario de Transporte del municipio, expuso en la audiencia pública los fundamentos por los que se ha impulsado el proyecto para adecuar el precio del boleto de ómnibus en la ciudad, al detallar que en la actualidad el municipio cubre casi la mitad del costo del servicio, por lo que se apunta a reducir esa demanda creciente hacia las cuentas públicas. Sin subsidios de ningún tipo, el costo real del boleto sería hoy superior a los 170 pesos.

Al describir la situación del sistema, el funcionario indicó que hasta marzo de 2020, la cantidad de boletos vendidos por mes era de 1.300.000 unidades, cayendo a menos de la cuarta parte de esa cantidad en los meses más críticos de la pandemia, para recuperarse hasta cerca de un millón en los últimos meses.

“Todavía no estamos en los niveles que teníamos hasta 2019, pero es necesario volver a ese promedio que daba un equilibrio al sistema”, apuntó Rodríguez.

También reconoció que las frecuencias de ómnibus se redujeron como consecuencia de la menor demanda, ya que había 130 unidades en 2019, mientras que en la actualidad se han recuperado algunas, pero siguen estando por debajo de aquel promedio, en el orden de los 115 colectivos.

El costo mensual del servicio subió al mismo tiempo que bajó la cantidad de pasajeros

Rodríguez explicó que el costo de la prestación del servicio se incrementó desde 79 millones de pesos mensuales en 2019, a 115 millones de pesos por mes en 2021, mientras que la recaudación por venta de boletos no tuvo la misma evolución: en 2019 se recaudaban 24 millones de pesos, para caer a 16 millones en 2020 y recuperarse, parcialmente, hasta 27 millones de pesos por mes en 2021.

“El costo del servicio se incrementa cada año y va a seguir aumentando durante el 2022”, anticipó el funcionario. Por eso insistió en que uno de los objetivos es lograr que más gente utilice el transporte público, para lo cual ponderó la creación del sistema de boleto combinado.

El subsecretario describió que el sistema del transporte hoy se sostiene mayormente por el subsidio municipal, ya que representa el 46 por ciento del costo total, es decir unos 50 de los 115 millones necesarios para sostener el sistema funcionando durante todo el mes.

La provincia, por su parte, aporte hoy el equivalente a un 11 por ciento del total, mientras que Nación aporta casi un 19 por ciento. El 24 por ciento restante es absorbido por la venta de pasajes.  

“Casi la mitad del servicio está siendo cubierto por subsidios municipales y ésta brecha es la que tratamos de achicar de alguna manera”, explicó Rodríguez. “Por eso hemos propuesto esta adecuación tarifaria, para que la recaudación propia del transporte se incremente al menos en un pequeño porcentaje”, afirmó.

Rodríguez añadió que en el presupuesto municipal 2022 se contempla destinar 820 millones como subsidio al transporte, por lo que el municipio espera que Nación y Provincia también suban sus aportes, ya que los costos del año próximo subirán en base a dos variables principales: la paritaria de la UTA no estará por debajo del 38 por ciento, según la estimación del municipio; y el costo del gas oil comenzará a moverse, tras varios meses de congelamiento, en variaciones que podrían ser del 25 por ciento o más.

“Estas dos variables nos plantean la necesidad imperiosa de adecuar la tarifa en los valores propuestos –añadió-. Sabíamos del problema particular de usuarios que necesitan dos colectivos y por eso hemos incluido en el proyecto de ordenanza la aplicación del boleto combinado, por lo que la persona que toma esos dos colectivos va a pagar menos que lo paga en la actualidad”.

El costo real, sin subsidios, sería de 176 pesos

Por su parte, cuando expuso Jorge Moreno en representación de Patagonia Argentina, reconoció que el costo real del boleto sin subsidios de ningún tipo sería de 176 pesos, mientras que bajaría a 153 pesos si se recuperara la cantidad de boletos vendidos en 2019.

El empresario también expuso la suba de costos y la comparación entre el año pre pandemia y la actualidad, al tiempo que comparó los valores de boletos entre Rada Tilly y Comodoro, con valor de 95 pesos para recorrer 14 kilómetros y los trayectos de Diadema y Caleta Córdova, que son de 22 y 27 kilómetros, con un boleto actual de 55 pesos.

La crítica de los usuarios

La mala distribución de frecuencias y escasez de unidades en determinados horarios fueron parte de los principales reclamos de los vecinos y vecinas que participaron de la audiencia, quienes cuestionaron las deficiencias del servicio y también la fijación del día y horario de la convocatoria, que coincidió con otras audiencias públicas realizadas este martes.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!