RAWSON (ADNSUR) - En medio del reclamo que empleados legislativos vienen manteniendo por los sueldos adeudados de diciembre, finalmente fue confirmada la suspensión de la sesión extraordinaria convocada para este miércoles en la Legislatura del Chubut para el tratamiento del Plan de Reestructuración del Estado, elaborado por el gobernador Mariano Arcioni con el objeto de paliar la situación económica y financiera que atraviesa la provincia.

En un comunicado al que tuvo acceso ADNSUR, el diputado y presidente de la Comisión Legislativa de Receso, Roddy Ingram, transmitió al resto de los legisladores la postergación de la sesión prevista para mañana a las 8 horas. Según el texto, no están dadas las condiciones para "el normal desarrollo de la misma".

La medida de fuerza encabezada por APEL, el gremio de los trabajadores que conduce Angel Sierra, comprendió durante esta mañana un ruidoso reclamo con sirenas así como el corte de luz, agua e internet en el edificio legislativo. Solicitan que los empleados que cobran en el tercer y cuarto rango perciban un 50% de los haberes. 

El Ministro de Economía, Oscar Antonena, quien desde la semana pasada viene manteniendo encuentros con diputados de diferentes bloques para evacuar dudas respecto a los proyectos presentados, cuestionó la postura del gremio APEL, a la que tildó como "extorsiva”. Señaló que en el Poder Legislativo “se está ganando entre 85 mil y 350 mil pesos”.

El funcionario criticó la falta de acompañamiento de los legisladores y dijo: "que un sindicato se plante y diga que no va trabajar si no cobra el 50% me parece una desconsideración a la situación que pasamos”. 

En ese marco de tensión, esta agencia de noticias había adelantado más temprano que la sesión extraordinaria convocada por el Ejecutivo estaba casi descartada, lo que finamente fue confirmado cerca de las 19:30 horas de hoy.