TIERRA DEL FUEGO (ADNSUR) - Una polémica decisión se tomó en las últimas horas en la Legislatura de Tierra del Fuego, luego de autorizar a "libro cerrado" un incremento en la planta política del organismo, que incluye 74 asesores solamente para la presidencia del cuerpo.

Los aumentos en el gasto político del Parlamento fueguino forman parte de su presupuesto para el año próximo.La medida fue votada por la unanimidad de todos los bloques y supone un acuerdo entre los diputados provinciales que responden a la gobernadora Rosana Bertone y a su sucesor en el cargo, Gustavo Melella, ambos de extracción kirchnerista, quienes hasta ahora venían mostrando todo tipo de diferencias en la transición entre ambas gestiones.

La resolución que fijó el presupuesto de la Cámara fueguina, integrada por 15 diputados y estableció un nivel de gastos anuales de $1295 millones y autorizó 224 cargos de "planta de personal temporario" o político, indicó El Diario del Fin del Mundo.

El artículo más polémico es el número 6, que señala como atribución del presidente de la Cámara (en este caso, la próxima vicegobernadora, Mónica Urquiza) la designación de "una estructura de personal para desempeñarse en carácter de colaboradores del área de presidencia". Esa estructura estará compuesta por "cuatro  agentes categoría 24, treinta y seis  agentes categoría 23 y treinta y cuatro  agentes categoría 20", es decir, 74 en total. Además, el artículo 5 autoriza a los 15 diputados a conformar su equipo de colaboradores con el nombramiento de "cuatro (4) agentes categoría 24, cuatro (4) agentes categoría 23, y dos (2) agentes categoría 20", o sea 10 por cada uno.

Por otra parte, otro artículo autoriza a la nueva vicegobernadora a utilizar $2,5 millones para "otros gastos" y a cada diputado a hacer lo propio con $2 millones al año. De acuerdo a la comparación con el presupuesto del año anterior, la Legislatura de Tierra del Fuego aumentó el nivel de gastos en $404 millones, un 45%, e incrementó 56 cargos políticos, lo que representa un 33%.

En relación a los gastos adicionales la cifra aumentó de $650 mil a $2,5 millones para el caso de la presidencia del organismo (384%), y de $550 mil a $2 millones (363%). Esos fondos pueden utilizarse, según figura en la propia resolución, para atender "asesoramientos técnicos, gastos de teléfono, premios, adhesiones, contribuciones, difusión de la tarea legislativa, gastos de traslado y viáticos del personal a cargo".

También para gastos de "cortesía y homenajes, transferencias corrientes y de capital, y adquisición de diarios locales y nacionales", indica la documentación a la que accedió Télam.