RAWSON (ADNSUR) - Hasta el momento no hay ninguna garantía de que mañana martes se vaya a realizar la sesión especial convocada para las 12 con un único punto en el Orden del Día, que es la ratificación del convenio de asistencia financiera por 5 mil millones de pesos firmado entre Chubut y el gobierno nacional, por lo que peligra el depósito de los haberes pendientes de marzo y abril para este viernes.

A pesar de las reuniones mantenidas esta mañana entre funcionarios del Ejecutivo y el titular de Apel, Ángel Sierra, no hubo acuerdo y se mantiene la medida de fuerza originada por la demora en el pago de haberes, ya que la gran mayoría del personal de Legislatura está incluido en el cuarto rango, y no ha cobrado aún los salarios de marzo.

Durante la mañana las negociaciones parecían encaminadas, ante el compromiso del gobierno de depositar el viernes lo pendiente de marzo y de aprobar en la sesión una ley que autorice al vicegobernador Ricardo Sastre a utilizar fondos que tiene asignados a funcionamiento  -bienes y servicios- para que sean destinados a salarios y poder cancelar el martes los haberes de abril al personal de planta permanente. A pesar de este compromiso,  en un audio enviado a sus compañeros de Legislatura,  Sierra dijo hace instantes que considera que no tiene garantías suficientes de seguridad en fecha de pago, por lo que mañana no concurrirán a trabajar y no prestarán colaboración

Ante este panorama, resta saber si las autoridades de la Legislatura resuelven sesionar sin personal -una versión que circula en estas horas y que no se descarta, pero que ya ha sido dicha y desmentida infinidad de veces- o en todo caso, ver el resultado de la reunión convocada mañana a las 10 por el secretario general de Gobierno, Andrés Meiszner, quien citó en su despacho a los presidentes de los tres bloques, Juan País, Adriana Casanovas y Manuel Pagliaroni. El objetivo es ver si consensúan un proyecto final para acercar al gremio y se logra destrabar la medida a último momento. 

Será un martes de intensas negociaciones en el que peligra un trámite legislativo clave para pagar los sueldos pendientes que esperan miles de estatales. En todo caso, un vocero del gobierno expresó a ADNSUR que si esto no ocurre "no será culpa nuestra", en alusión a que el resto de los trabajadores deberá quejarse ante sus colegas legislativos por impedir el tratamiento de la ley de ratificación del convenio con el Fondo Fiduciario.