El sindicalista de izquierda Pedro Castillo fue proclamado este lunes presidente electo de Perú, tras haber ganado el balotaje del 6 de junio pasado y luego de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) debiera resolver una cantidad sin precedente de impugnaciones y apelaciones sobre actas de votación.

Inmediatamente después de ser proclamado, Castillo llamó por Twitter a “construir unidos un Perú inclusivo, un Perú justo”, y poco después, en un breve discurso, prometió que hará “un gobierno de todos los peruanos, sin discriminación alguna”.

La resolución de la proclamación fue leída esta noche en una sesión del JNE, transmitida en directo por la televisión peruana.

De ese modo, Castillo asumirá el gobierno en la fecha establecida por la Constitución, el 28 de este mes, acompañado únicamente por Dina Boluarte como vicepresidenta, pues su partido Perú Libre (PL) no presentó candidato a segundo vice luego de que fuera impugnada la postulación para ese cargo del líder partidario Vladimir Cerrón.

La proclamación fue leída por la secretaria general del JNE, Lourdes Vargas, pasadas las 19.30 (las 21.30 en la Argentina), y saludada inmediatamente por el presidente Francisco Sagasti a través de Twitter.

Un rato más tarde, en el balcón de la sede de PL en el centro de Lima, flanqueado por Boluarte, Castillo aseguró que en él “no hay rencor, no hay diferencia”, subrayó que “primero está el Perú, primero está la raza peruana” y agradeció a sus simpatizantes por “esta gesta, esta lucha, que no se ha emprendido este año ni en esta década”.

Pidió “la lealtad de este pueblo, el esfuerzo y el sacrificio para hacer un Perú más justo, más soberano, más humano, más digno y más unido”, y convocó incluso a su competidora en el balotaje, la populista de derecha Keiko Fujimori.

“Invoco a la señora Fujimori para que no pongamos más barreras en esta travesía y no pongamos más obstáculos para sacar adelante a este país”, exhortó.

“Bienvenido este espacio para hacer un gobierno de todos los peruanos, sin discriminación alguna; la convocatoria está abierta, traigan su experiencia, pero con lealtad, no vamos a permitir que se robe el dinero de los peruanos”, agregó.

Más temprano, el JNE informó que había denegado cinco apelaciones a las actas descentralizadas de proclamación en otras tantas regiones, y aseguró que “esta semana” entregaría las credenciales legales al presidente electo.

En la resolución leída por Vargas quedó claro que las apelaciones fueron únicamente cinco y no 10, como había informado la prensa este fin de semana.

Castillo se impuso en el balotaje a Fujimori, de Fuerza Popular (FP), por 44.240 votos entre más de 17,6 millones de sufragios válidos (50,125% a 49,875%), según el escrutinio de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Pese a que el conteo de los votos ya estuvo completo el 15 de junio, el presidente electo no pudo ser proclamado hasta esta noche debido a la cantidad inusual de apelaciones y otros recursos sobre actas de votación presentadas por ambos partidos, sobre todo FP.

Fujimori y sus seguidores sostuvieron que hubo fraude contra ella, mientras el gobierno, las autoridades electorales y las cinco misiones de observadores internacionales que actuaron en el balotaje aseguraron que el proceso fue transparente.

Fuente: Télam