RAWSON (ADNSUR) - La Asociación Provincial de Empleados Legislativos de Chubut (APEL) dio luz verde para sesionar el martes pasado, pero a partir de ahora no aportará más al personal esencial para realizar sesiones presenciales hasta tanto la gestión el Gobierno Provincial pague los meses adeudados: marzo y abril. El gremio ya presentó un escrito declarando el estado permanente de asamblea y movilización con retención de servicios.

En el escrito, el secretario general de la APEL, Angel Sierra, señala: "Los trabajadores se encuentran en estado permanente de asamblea y movilización con retención de servicios, producto de la falta de pagos de los salarios correspondientes a los meses de marzo y abril del año 2020 a los empleados de esta Casa Legislativa". 

Y agrega: "Hasta tanto el Estado Provincial no dé estricto cumplimiento a su obligación principal como empleador de pagar la contraprestación salarial a los empleados, los mismos seguirán ejerciendo sus derechos y tomando esta medida y otras, las que se irán comunicando oportunamente". 

Tal como detalla Diario El Chubut, frente a este panorama y tomando como parámetros las dificultades que tiene el Ejecutivo para abonar salarios, para la Legislatura la única forma de sesionar en el corto plazo será en forma online por videoconferencia.