RAWSON (ADNSUR) – El subsecretario de Gestión Presupuestaria de la provincia, Carlos Damiano estuvo presente en todas las negociaciones paritarias, y después de cerrar la ley 1987 con el 95% de los empleados con acuerdo paritario, aseguró que los acuerdos demandarán 2100 millones de pesos más al presupuesto sumado a lo que se negocie en agosto. En tal sentido, recordó que actualmente los sueldos requieren del 90 al 92% del total del presupuesto. En otro orden, Damiano explicó que con la caída del precio del crudo, también cayó el peso de las regalías entre los tres ingresos principales, que ahora son coparticipación federal e ingresos propios. Por tal motivo, hizo referencia al trabajo que se hace para que las empresas que cotizan obras públicas, bajen los precios de sus presupuestos.

En diálogo con Radio Bahía Engaño, Damiano sostuvo que “si bien no terminamos con todos los convenios, los más importantes, tal vez el 95% está cerrado y estamos estimando aproximadamente unos 2100 o 2200 millones de pesos para lo que resta para el año como incremento en lo que es la masa salarial. Luego para agosto quedó previsto una revisión”.

Por ello, remarcó que “claramente la suma es gigantesca. Y a comienzo de una gestión y del año muestra la voluntad y decisión política con la que nos ha instruido el gobernador para fortalecer los recursos humanos de toda la administración. Sentimos que todos los gremios han entendido esta cuestión”.

Y detalló que “la masa salarial esta rondando entre el 90 y 92 por ciento. Realmente la situación es muy ajustada por eso más debemos valorar este esfuerzo y compromiso que mencionábamos recién. La verdad que es como lo hemos recibido. Hay demandas que no podemos postergar. Nosotros somos un gobierno peronista que de alguna forma tenemos como prioridad la necesidad de la gente”, aclarando no solo la demanda de los trabajadores sino también de quienes no poseen empleo.

Consultado sobre los ingresos para la provincia, Damiano indicó que se presenta “el 33% para cada rubro más allá de que hay algunos adicionales pero que no son de significancia. Últimamente el concepto de regalía es un poco menor y sube un poco más los recursos de recaudación propia como son los ingresos brutos y coparticipación nacional. Son ingresos que de alguna manera están atados a la evolución de la economía, y en caso de aumentos de precios, van a ver en su repercusión, el crecimiento de los recursos”.

En tal sentido, agregó que “es un poco lo que sucede ahora. De alguna forma se ajustan conceptos de coparticipación o impuestos provinciales, vía incremento de precios por inflación. Pero sabemos que ese crecimiento nos espera más adelante con mayores demandas. Porque los acuerdos paritarios con el tiempo terminen licuándose”.

Finalmente, Damiano indicó que se trabaja para lograr que las empresas  que cotizan obra pública bajen los precios de sus presupuestos. Al respecto, detalló que “en los últimos años se vieron precios que no tienen ninguna relación con la realidad, nosotros vamos a elaborar proyectos que nos permitan asumir compromisos ciertos con la constructora. Y me parece que ese es un componente importante para cuando determinan sus costos, es decir la incertidumbre a la hora de cobrar. Si nosotros podemos asegurar una fecha de cobro, estaríamos garantizando a la empresa que está haciendo sus números una cuestión que le permitiría achicar bastante algunos márgenes con los que se estuvieron trabajando”.