CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, señaló este miércoles que la inflación de marzo "va a ser la más alta del año", pero que desde el Gobierno esperan "una reducción a partir del mes de abril”.

Sus dichos fueron esbozados durante la reunión del gabinete económico de la que participó de manera virtual, debido a que se encuentra en Italia, país en el que durante esta jornada mantuvo un encuentro con el Papa Francisco en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico del Vaticano.

"Hay circunstancias coyunturales que han estado afectando a los precios, incluyendo la inflación en alimentos, que es un problema en el mundo y en particular, en esta pandemia”, señaló además el ministro durante su exposición ante el resto de los funcionarios.

Además, distinguió a gremialistas y empresarios en relación a la actitud tomada frente a la inflación, y pidió que se corrijan algunos comportamientos.

“Los sindicatos han mostrado un accionar responsable y alineado con los objetivos de la política macroeconómica, que busca una reducción de la inflación gradual y consistente, junto a una recuperación del poder adquisitivo y del salario”, remarcó.

Respecto a las empresas su definición fue más crítica, dado que aseguró que en algunas de ellas se vieron “comportamientos que se basan en una expectativa de mayor inflación. Hace falta más cooperación de su parte para alinear expectativas y comportamientos con los objetivos macroeconómicos”.

“En ausencia de un alineamiento de conductas con los objetivos factibles de estabilización macroeconómica, el Estado profundizará las acciones de políticas de precios para favorecer esos objetivos”, advirtió por último en relación a posibles sanciones a las compañías nacionales, una medida que ya ha sonado fuerte en el interior del Gobierno.