El ex presidente Mauricio Macri volvió a estar en escena este miércoles, luego de criticar duramente al gobierno de Alberto Fernández, su política sanitaria y la avanzada contra la Justicia.

“El populismo que azota a mi país debilita el sistema institucional, cercena la libertad de expresión y ataca la independencia judicial”, afirmó el actual presidente de la Fundación FIFA durante el evento del foro “Defensa de la democracia en las Américas” que se desarrolla en el Salón Granada, del Biltmore Hotel de Miami, de Estados Unidos.

En ese sentido, Macri afirmó que "no hay ninguna crisis sanitaria que justifique nos arrebaten nuestras libertades, eso es inaceptable”, y reiteró que el populismo es “uno de los desafíos” que enfrenta la región.

"Desde que volvieron al poder se han dedicado a perseguir a periodistas, jueces, a mí y a mi familia, sin ningún tipo de límite”, remarcó respecto al kirchnerismo.

Al respecto, recordó que  su ex ministro de Justicia, Germán Garavano, y la exembajadora Paula Bertol presentaron hace unas semanas un informe ante la Organización de Estados Americanos (OEA), donde se denunció “el deterioro institucional” y en el que alertaron sobre el “avasallamiento del Poder Judicial” en el país.

“La democracia en Argentina está amenazada por un comportamiento que busca debilitar el Poder Judicial, violando la Constitución y los derechos humanos. Tiene un propósito: generar impunidad sobre funcionarios sobre su gobierno que están siendo investigados por hechos graves de corrupción y algunos que ya han sido condenados. Y todo lo disfrazan bajo la figura del lawfare, que ellos son las víctimas de periodistas, la oposición y jueces que buscan perseguirlos”, apuntó.

Y concluyó: “Queda claro que las democracias ya no más mueren por un golpe de Estado. Ya no vemos un hecho abrupto, como los tanques saliendo a la calle. El proceso que vemos son dirigentes que ganan una elección y desde a dentro del sistema empiezan a corroerlo, a debilitar el sistema institucional, cercenar la libertad de expresión, a atacar la independencia del Poder Judicial, proclamándose los defensores del pueblo para justificar todo todo tipo de atropellos”