La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) emitió este jueves un duro comunicado donde aseguran que operar en la Argentina “se está volviendo inviable” para las aerolíneas.

Desde el organismo insistieron con mantener una reunión con el Jefe de Gabinete Santiago Cafiero en vistas a restablecer la fiabilidad de los vuelos internacionales tras las restricciones impuestas en vistas a contener el posible ingreso de la variante Delta de coronavirus.

“Sin que los organismos del gobierno trabajen de manera conjunta con las compañías aéreas, es muy probable que más aerolíneas suspendan e incluso abandonen su actividad en la Argentina en el corto plazo, impactando en la ya mermada conectividad del país con el resto del mundo. Más que para las aerolíneas, el daño es para el país y sus habitantes. Muchas personas siguen perdiendo sus fuentes de ingreso, empleos y lo que es peor: la libertad de viajar”, explicó el titular de la IATA, Peter Cerdá, en un texto titulado “Operar en la Argentina se está volviendo inviable”.

“Como la vigencia de lo anunciado es solo hasta el 6 de agosto, las compañías aéreas están imposibilitadas para confirmar una fecha cierta de vuelo a sus pasajeros posterior a ese día, seguimos sin tener claridad y previsibilidad en las autorizaciones de vuelos y capacidades. Además, no sabemos cuál es la metodología que usan las autoridades para la distribución y asignación. El proceso sigue totalmente arbitrario y a veces parece ser discriminatorio”, apuntó en relación al cupo de ingreso máximo de personas al país.

Para el organismo, el número de 900 pasajeros diarios establecido tras un número inicial de 600, “es insuficiente para resolver la situación de los pasajeros que siguen tirados por el mundo”.

“Casi US$6000 millones de contribución del sector al PBI de la Argentina y unos 43.057 mil empleos están en riesgo por el Covid-19, reduciendo la oferta de itinerarios y la conectividad con 107 pares de ciudades, que equivalen a perder cerca de 21.000 frecuencias comparando junio de este año con junio de 2019. Ejemplos de esta bajada de conectividad son la cesión completa de operaciones de LATAM Argentina, la cancelación completa de los vuelos entre Buenos Aires y Auckland, así como entre Buenos Aires y Doha, al igual que la suspensión de conexiones entre Buenos Aires y Addis Abeba, Buenos Aires y Londres o vuelos regionales entre Argentina y Brasil y Chile”, describieron además respecto a cómo la recuperación socioeconómica del país está altamente relacionada con un sector aéreo activo y competitivo.

Y cerraron: “Urge que el gobierno argentino siga el desarrollo científico para manejar el acceso al país durante la pandemia. Hay una alta probabilidad de que el Covid-19 se vuelva endémico y la solución a largo plazo no puede ser seguir restringiendo la libertad de viajar en la forma actual con medidas generalizadas”.