CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El presidente Alberto Fernández dijo este martes que "tiene que haber una responsabilidad de la gente" para flexibilizar el aislamiento social dispuesto como medida de prevención ante la pandemia de coronavirus. También se refirió a los argentinos varados en el exterior y al deseo del Gobierno Nacional de no "entrar en default". 

Fernández destacó que está "agradecido con el trabajo de los gobernadores" y afirmó que el contagio de coronavirus en los barrios populares se debe al hacinamiento, y que en esos lugares "la propagación será más alta".

"Le pido a la gente que entienda que no hemos superado los problemas. Debemos evitar la velocidad de contagio", remarcó.

VARADOS EN EL EXTERIOR

Alberto Fernández aseguró que el Gobierno ya trajo al 90 por ciento de los ciudadanos varados fuera del país y explicó que los que aún permanecen allí son "son argentinos que fueron a probar suerte" y que "se dieron cuenta que en el exterior todo estalló.

No obstante, durante una entrevista con radio Rivadavia, dejó en claro que "son bienvenidos" y que en la medida en que se puedan despachar vuelos, serán traídos al país.

NO ENTRAR EN DEFAULT

En otro orden, el presidente afirmó que "el deseo" del Gobierno es "no entrar en default, pero advirtió que Argentina "está dispuesta a pagar lo que está en condiciones de pagar", en declaraciones a radio Rivadavia.

Además, expresó que "los acreedores tienen cómo molestar en la economía argentina", ya que "tienen mucha gente" en el país "que se ponen un poco al servicio de ellos", al ser consultado sobre la suba del dólar blue a 127 pesos hoy.

"No hay argumento lógico para que esto ocurra" sino que es por "la especulación". Y detalló: "Si la economía cae, porque no se mueve, entonces para qué necesitan esos dólares sino es para especular, es solo especulación". Aseguró que le "preocupa" y que está "viendo cómo resolverlo".

CONGRESO

El presidente aseguró hoy que él "no dispone" cuándo puede sesionar el Congreso, pero aclaró que le parece "una buena medida" que se reúna de forma virtual.

El presidente ratificó, además, que el oficialismo discute en el Congreso un "aporte por única vez" de las grandes fortunas en medio de la emergencia por el coronavirus, y no un impuesto, a la vez que reiteró que los asuntos impositivos son cuestiones que debe resolver el Poder Legislativo.