El ex ministro de Salud de la Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, Adolfo Rubinstein, confesó este martes que "la salud pública no fue una prioridad durante el Gobierno anterior".

En una entrevista radial con Radio Delta el ex funcionario remarcó que las prioridades "se pusieron en mantener la macroeconomía, el contexto financiero y la producción".

"Esto fue simbólico cuando se tomó la decisión de reformular los ministerios y pasar el de Salud a Secretaría", agregó Rubinstein en relación al relego que tuvo el tema sanitario durante la gestión del fundador del PRO.

"A mediados de 2018 el país comenzó a desbarrancarse y hubo un profundo cambio de prioridades. A mí me tocó ser ministro en ese momento. Tengo que confesar que la salud pública no fue una prioridad en el gobierno anterior y fue simbólico que se tomara la decisión de reformular los ministerios y se pasó el ministerio que yo conducía a  secretaría, decisión de la que estuve muy en contra. La prioridad fue la crisis financiera y tratar de mantener la macroecomía", dijo

Y agregó, en relación a lo que según cree, debería ser la propuesta del radicalismo, partido que integra, de cara al futuro: "Tenemos la salud pública en la Argentina instalada en la agenda política de una manera fundamental: a nadie se le ocurriría degradar el ministerio de Salud y esto está perfectamente arraigado y vinculado en los principios de la UCR"

"La salud y la educación como punta  para el desarrollo de un futuro de un país son fundamentales y hay que generar ese tipo de cultura dentro de Juntos por el Cambio", cerró.