RAWSON (ADNSUR)- Florencia Papaiani, vicepresidenta del Partido Justicialista en Chubut, habló con ADNSUR  habló del comunicado emitido por el partido donde se solicita que se retire de la Legislatura el proyecto de minería en la meseta,  y  también se refirió a la manifestación que sufrió ayer en Trelew junto a la diputada Leila Lloys Jones por parte de militantes promineros en la puerta de su domicilio durante varios horas.

Sobre el comunicado del PJ, la referente sostuvo que en un principio “tratamos de un juntarnos todos para representar a la mayoría de los militantes y de los Intendentes porque era necesario que el partido asuma una postura en este tema”. Así fue que se consensuó una posición que se volcó en el documento, el que arrimó “representa lo que estamos esperando: que el Poder Ejecutivo retire un proyecto que fue inconsulto, que fue hecho de espaldas a la gente y que no tiene licencia social. Se tiene que trabajar por la Paz social”, dijo.

Asimismo, Papaiani admitió que “Va a ser un año complicado y muy difícil. Creo que es una buena señal que se retire el proyecto. El Gobierno –puertas adentro- tendrá que ver la forma en que va a trabajarlo de ahora en adelante”.

En este contexto, manifestó que “Sería una vergüenza tratar este proyecto de esta forma. Un proyecto de esta envergadura, con el manejo de nuestros recursos naturales tiene que darse en el tiempo suficiente para debatir y que se escuchen todas las voces”. Y agregó que “acá se hace de ‘espaldas a la gente’ y no se sabe quiénes participaron de esas 60 reuniones. Se envía un proyecto y se intenta sacarlo en medio de 2 sesiones. Es –absolutamente- una vergüenza. Se dice que se hace un debate que no existe. Si el debate existiera, las manifestaciones en las casas particulares no ocurrirían”.

MANIFESTACIÓN PROMINERA

Foto: Diario Jornada
Foto: Diario Jornada

Respecto a la manifestación que sufrió ayer en Trelew junto a la diputada Leila Lloys Jones por parte de militantes promineros en la puerta de su domicilio durante varios horas, la vicepresidenta del PJ, indicó que cerca de las 18:30 hs, 50 personas se presentaron en su casa solicitando un puesto de trabajo, “pidiendo que había que votar esta ‘ley de zonificación minera’”, dijo.

Además, le manifestaron que “tenía que cambiar la postura que había mantenido todo este tiempo. Ese no es el camino y es –absolutamente- repudiable que crean que –de esa forma- puedan cambiar la voluntad de una persona. Lo mismo pasó con la diputada Leyla Lloyd Jones con quien me solidarizo”.  Y señaló que el debate se tiene que dar donde corresponde y escuchando a todos. “La familia de uno no tiene que estar sujeto a vivir estas situaciones. Estaba sola con mis hijos chicos y vivimos situaciones que no son agradables para nosotros ni para los vecinos”, puntualizó.

Por último, Papaiani agregó que "Hubo una ausencia total del Estado porque tanto mi cuadra como mi casa fueron ‘zonas liberadas’ porque no vino nadie hasta cerca de la 01 hs. AM. Todo fue bastante vergonzoso. Salí a hablar con ellos porque siempre me caracterizó ‘dar la cara’. El gobernador también tiene que dar la cara con muchísimos vecinos para el debate. Pero brilla por su ausencia. Yo no tengo problemas en debatir y discutir con quienes no piensan como uno."

Lo único que logran estas cosas es reafirmar las posturas que venimos tomando como sector político. Quiero agradecer a toda la gente y a los dirigentes políticos que tuvieron la deferencia de llamar o mandar mensajes.