RAWSON (ADNSUR) - El ministro del Superior Tribunal de Justicia, Alejandro Panizzi, espera que el combate contra el narcotráfico que encara el gobierno provincial y que el miércoles se verá plasmado en un encuentro en Puerto Madryn “sea un buen comienzo” y sostuvo que la principal arma para combatirlo es una política adecuada, consensuada y discutida con todos los sectores, más allá de quien gobierne.

El magistrado coincidió respecto a que el Estado debe hacer un relevamiento para conocer qué acciones se están llevando adelante, “los profesionales abocados al tema, con qué herramientas cuenta cada ministerio, las estadísticas que existen sobre la problemática, los esquemas de formación docente, qué instrumentos legales necesita y una vez que tenga todo sobre la mesa encausarse en una política criminal para el corto, mediano y largo plazo”.

"EN ALGO ESTAMOS FALLANDO"

En diálogo con El Diario de Madryn, Panizzi dejó en claro que el combate contra el delito nunca será el cien por cien eficaz, “puede ir creciendo poco a poco, pero siempre y cuando todos los estratos políticos vayan en una misma línea sabiendo que el delito siempre existirá”.

Reconoció que el narcotráfico es un problema mundial donde el modo de criminalización han cambiado, “hoy la criminalidad funciona por un sistema de mercado, ya no existe el viejo del hampa, sino que hay mercados organizados como los de autos robados, repuestos robados, LCD robados, y el Estado debe saber por qué los chicos cada vez más jóvenes llegan a esos mercados y no las personas que deben reprimir el delito, en algo estamos fallando”.

EL FRACASO DE LA POLÍTICA REPRESIVA

El ministro del STJ, Alejandro Panizzi, dijo a El Diario que el problema del narcotráfico se agrava no sólo por la expansión del consumo sino que está emparentado por la violencia en los espacios públicos, “con el aumento del consumo y del narcotráfico la violencia crece”.

Puso como ejemplo que las pastillas que fueron consumidas por los jóvenes en la fiesta electrónica de Costa Salguero costaban entre quinientos y mil pesos, “y para obtenerlas la mayoría sale a delinquir o son jóvenes de familias pudientes”.

No duda que la política represiva ha fracasado, “militarizar las calles no ha solucionado nada, aquí hay que incrementar la prevención con una estrategia pautada, con metas por plazos determinados, hay que quitar a los chicos de la calle porque generan consumo y aumentan el mercado, hay que solucionar el problema de los jóvenes para que puedan acceder a su primer empleo, estas son políticas preventivas que abarcan el área social y de la niñez pero hay que crear una política criminal a largo plazo y no tendremos éxito si ponemos un policía en cada esquina”.

COMBATE NARCO

Asimismo, Panizzi sostuvo que para combatir la violencia hay que combatir al narcotráfico aunque dejó en claro que la situación de otras provincias como Santa Fe es muy distinta a la de Chubut, “en Rosario el narcotráfico ganó los espacios públicos y aquí el narcotráfico no tiene barrios o ciudades tomadas, pero reconocemos que el consumo en Chubut se ha extendido, cualquier lector sabe que el acceso a la droga como al consumo es cada vez más fácil”.

EXPERIENCIA PENITENCIARIA

Al ser consultado sobre la experiencia que tuvo en la nueva alcaidía provincial donde junto a diversos sectores del Poder Judicial pasaron la noche, dijo que fue enriquecedor, “no participé de las comisiones pero la experiencia ha sido muy enriquecedora en lo personal, reflexioné sobre cómo es la vida de una persona privada de su libertad, que no puede dar más de dos pasos sin chocarse contra la pared y me ponía en el lugar del otro viviendo esa experiencia”.

Destacó que por primera vez el Estado desde sus diversas áreas y departamentos se pone de acuerdo en trabajar codo a codo en cuestiones que compete a todos.