RAWSON (ADNSUR) - En diálogo con ADNSUR, el diputado y presidente del bloque de la UCR en la Legislatura, Manuel Pagliaroni expresó su rechazo a la medida del gobierno provincial, en la que decidió suspender los pagos ante demandas salariales por vía judicial. "Conversamos puertas para adentro del Bloque. Nosotros vamos a ir por el rechazo del Decreto de Necesidad y Urgencia porque entendemos que no se ajusta a lo que establece la Constitución", dijo.

Pagliaroni destacó que el análisis político es que se llega hasta esta instancia "por una serie de errores que el Gobierno viene cometiendo -hace 2 años- cuando empezó a comprometer dinero público para el pago de salarios que no lo disponía. A esto, se agregó la pandemia que complicó mucho las cuentas públicas”, afirmó.

Y aseveró que el origen de esta situación "son esas malas decisiones que se tomaron en el 2019 donde se despilfarraron fondos públicos cuando se comprometieron aumentos que no se podían abonar por encima de la capacidad que tenía la provincia. Esa irresponsabilidad terminó –a los pocos meses- en un atraso salarial que lleva 1 año y 6 meses. Algunos trabajadores recurrieron al Poder Judicial para exigir el pago de lo atrasado". 

Y recordó que en más de una oportunidad, la Justicia falló a favor "lo que trae aparejado todos estos inconvenientes. El Gobierno se ve obligado a pagar estos reclamos judiciales y deja de disponer de dinero para la programación de pagos que ha hecho”, describió.

“Los diputados tenemos una posibilidad concreta que es aprobar o rechazar y nuestro bloque de la UCR va a rechazar al decreto. Habrá que ver las presentaciones del Poder Judicial o los fundamentos de un posible ‘juicio político’ para que los diputados evaluemos la procedencia o no de un ‘juicio político’ pero hay que ver las presentaciones concretas”, señaló.

Asimismo, el diputado planteó que esta situación salarial es ajena a estos planteos generales. "Es innegable que hay un atraso salarial. Creemos que la solución tiene que venir por un aporte extraordinario del Gobierno Nacional para regularizar los pagos atrasados y que el Gobierno se comprometa a no gastar más de lo que ingresa. Si bien hubo una recuperación leve en los últimos meses a través de la regalías hidrocarburíferas y la coparticipación federal de impuestos así que esto (bien administrado) puede traer soluciones en el mediano plazo. El Gobierno no es confiable en una buena administración por la realidad en la que toman las decisiones”, manifestó.