En un nuevo intento por controlar los precios y brindar ayudas económicas al bolsillo de la gente el Gobierno, a través de la Secretaría de Comercio que conduce Paula Español, obligará a los supermercados a marcar con un cartel el producto más barato de cada categoría.

La medida fue tomada a pocas horas de que se conozca la inflación de abril, y está enmarcada en la ya conocida Ley de Góndolas. De esta manera, y a través de una resolución que obligará a las cadenas alcanzadas por la ley de góndolas a identificar en cada una de las 43 categorías de alimentos, bebidas, limpieza y tocador, cada supermercado deberá identificar el producto que tiene el “menor precio por unidad de medida”.

Este producto además deberá estar ubicado en el sector medio de la góndola y en la primera página del sitio web donde se muestre la categoría.

En base a trascendidos, la nueva normativa solo alcanzará a las cadenas que operan a nivel nacional, entre las que se encuentran Carrefour, Jumbo/Disco/VEA, Coto, Walmart y La Anónimy los grandes supermercados regionales.

De esta manera, solo los locales que tengan más de 800 metros cuadrados de salón de venta serán alcanzados por la reglamentación, dejando fuera de la misma a micromercados como Día y Carrefour Express.