CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Una posible segunda ola de coronavirus mantiene en alerta al Gobierno. Es por eso que, en una reunión mantenida este martes en la Casa Rosada, el Ejecutivo definió nuevas medidas: los argentinos que ingresen al país desde el exterior deberán pagarse el testeo, y además, se implementarán restricciones para desalentar el movimiento turístico, principalmente desde Brasil.

Las medidas fueron dispuestas por el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, el ministro de Transporte Mario Meoni, la secretaria Legal y Técnica Vilma Ibarra, y representantes del Ministerio de Salud.

Según trascendió, el Gobierno trabaja en definir medidas complementarias para restringir el ingreso de argentinos que se encuentran en el exterior, en especial desde Brasil. Empezarán a aplicarse este fin de semana y restringirá el movimiento turístico hacia y desde el exterior en el fin de semana largo de Semana Santa.

Se trabaja en restringir fuertemente el ingreso desde Brasil con drásticas restricciones de la frecuencia de vuelos desde el vecino país.

En el encuentro se definió asimismo que las autoridades provinciales serán las que implementen las medidas para realizar un seguimiento exhaustivo de los ciudadanos que arriben con Covid positivo para el cumplimiento de la cuarentena en los casos positivos.

Las nuevas medidas serán incluidas en un decreto de necesidad y urgencia (DNU) o, en su defecto, en una resolución que emita el Ministerio del Interior. Según consignó la agencia NA, “se está terminando de pulir” lo que será la presentación oficial de las restricciones, que se darían a conocer en “las próximas horas” dado que el Ejecutivo continúa analizando los últimos detalles.