RAWSON (ADNSUR) - En las próximas horas se publicará la reglamentación de la nueva Ley Tributaria que fue aprobada por la Legislatura la semana pasada, y entre los datos a tener en cuenta, se destaca que a partir de ahora la provincia comenzará a recibir el porcentaje de tributos correspondientes a las operaciones que se hacen vía comercio electrónico, que hasta hoy no redituaban beneficios a las arcas provinciales.

En el momento en que se presentó el proyecto, se divulgó de manera errónea que por las operaciones con empresas como Netflix o Mercado Libre -por poner los casos más emblemáticos-, se iban a comenzar a cobrar nuevos impuestos a los compradores, que iban a afectar el precio final. De acuerdo a la consulta realizada por ADNSUR a los encargados de la reglamentación de la ley por parte del Poder Ejecutivo, esta información es inexacta, y en cambio, lo que va a generar la nueva norma, es que ahora esas empresas deban girar a Chubut los montos correspondientes a ingresos brutos, de las operaciones que se hacen por e-commerce con residentes de esta provincia.

De acuerdo a este dato, lo que venía ocurriendo es que un comprador de Chubut hacía una operación y la empresa, por ejemplo Netflix, aportaba los impuestos correspondientes en otra provincia, cuando en realidad lo que debería ocurrir y será corregido a partir de ahora, es que deberá girar esos fondos al área de Rentas de Chubut.

Respecto a si hay una estimación de cuánto puede generar en divisas para la provincia, la explicación fue que es muy difícil de calcular tratándose de operaciones privadas, pero que de acuerdo a algunas estimaciones, la cifra no debería ser menor a los 100 millones de pesos anuales.

Por otra parte, entre las modificaciones a la norma, figura una actualización de las alícuotas de Ingresos Brutos producto de la anulación de términos del Pacto Fiscal anterior firmado con el gobierno de Mauricio Macri, por lo que habrá una suba que va a depender del tipo de actividad y del monto de facturación. Por ejemplo, las microempresas de muy pequeña facturación no sufrirán cambios, las pymes que hacen operaciones por montos medios si van a tener una actualización que volverá a  los valores anteriores, y las empresas más importantes, con volúmenes de operaciones considerables, son las que tendrán una alícuota sensiblemente más alta.