CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- El ministro de Educación, Nicolás Trotta, expresó que se planea un regreso a clases “escalonado después de las vacaciones de invierno, si epidemiológicamente es posible”.

Aclaró que “se trata de un escenario que aún no está confirmado porque tenemos incertidumbre de qué sucederá tras la apertura de la economía” e insistió en que la vuelta al colegio no depende de su Ministerio sino de la aprobación del comité de expertos que asesoran al Presidente Alberto Fernández.

“Si hay picos de contagios, habrá que volver para atrás y suspender las clases”, comentó en diálogo con Radio Mitre. Actualmente, su foco de atención está puesto en lo que suceda en Alemania, Dinamarca, Austria y España. “En Madrid, por ejemplo, el 50% de los alumnos ya volvieron a las aulas”, ejemplificó. En todos los casos se hizo alternando días de concurrencia, con grupos reducidos en las aulas y 1,5 metros o más de distanciamiento entre los alumnos.

En nuestro país, las clases presenciales están suspendidas hace ya más de 50 días, desde el 16 de marzo, y la versión más fuerte es que no retornarían hasta, al menos, agosto, según detalló Infobae.

“Cuando se pueda minimizar el riesgo de contagio las clases volverán, más allá que haya provincias que puedan volver antes que otras jurisdicciones”, señaló Trotta.

Desde su cartera están elaborando protocolos de acuerdo a la infraestructura de cada escuela y al uso del que hacen los alumnos del transporte público. “Hablamos de una una movilización 15 millones de personas en todos los niveles educativos. Hay que ver cómo llevamos ese trabajo al aula y a los espacios comunes”, sentenció.