Muy relajado y casi en tono de charla coloquial con los diputados, el fiscal ante el STJ de Santa Cruz, Ricardo Napolitani, fue el último expositor en la sesión especial desarrollada en la Legislatura para escuchar a los postulantes a la corte chubutense. Luego de una hora y media, no recibió ninguna pregunta de los diputados, y se retiró entre abrazos y besos, con lo que el vicegobernador Ricardo Sastre dio por concluida la sesión.

Napolitani: “Para ser juez hay que tener el cuero duro y aguantarse la tapa del diario” y también “hay que embarrarse e ir a los cortes de ruta”

En primer lugar, Napolitani repasó sus raíces patagónicas y dijo quera un sueño y un orgullo llegar al máximo órgano judicial de su provincia. Desarrolló un festival de anécdotas que le ocurrieron a lo largo de su vida, y afirmó “no se puede separar el expediente de la vida, de la sociedad, para ser juez hay que tener conocimiento y además personalidad y experiencia”, sostuvo.

Recordó que en 2008 lo llamó Néstor Kirchner y le dijo “te necesito como presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, es el organismo que regula las concentraciones de empresas el cuerpo antimonopólico de la Nación”. Se trataba de disputas con empresas de cable, telefonía, “carteles que fijan precios, como ocurrió con las cementeras. Eso me llevó a viajar mucho, porque las empresas son de propiedad extranjera”.

Este tema lo llevó a la cuestión de la independencia de los poderes, y “si se puede incidir en la decisión de un juez”, y recordó el caso de funcionario de España que le habló en una reunión en Turquía respecto a lo que se debía hacer con Telefónica y le respondió “yo vivo en un país soberano que se maneja con su propia ley”.

“Estos grupos pueden decidir sobre algunos funcionarios”, dijo Napolitani, y agregó “la independencia está en su despacho cuando toma una decisión difícil y no le teme a la tapa del diario o al comentario de la radio, hay que tener el cuero duro, hay que aguantarse porque la libertad de opinión es sagrada”.

Y en ese sentido, recordó el caso de Sergio Acevedo, quien era gobernador de Santa Cruz y declaró a un diario que había jueces federales que eran detestables, por lo cual “Canicoba Corral le hace un juicio por daños y perjuicios, y le pide dinero a cambio”, cuando en realidad debemos respetar las opiniones de los funcionarios, dijo Napolitani.

Napolitani: “Para ser juez hay que tener el cuero duro y aguantarse la tapa del diario” y también “hay que embarrarse e ir a los cortes de ruta”

CORTE DE RUTA

Se refirió también al expediente por “un corte de la ruta 3 con una larga fila de vehículos, donde no había sido el juez de instrucción y llegó al juzgado federal, cité a las partes y condené a dos luchadores sociales a hacer trabajos comunitarios”. Pero aclaró que “en mí gestión tuve entre 8 y 10 cortes de ruta y creo que el juez debe salir de su despacho y embarrarse ir y hablar y explicar que están cometiendo un delito”.

Dijo que se debe gestionar con la gente, y en su caso “pedía al menos liberar una mano, y que circule más despacio. El fuego háganlo afuera del asfalto y en todos los casos fui hablé y se fueron. La presencia del juez es vital para la paz social, hay que arremangarse, y aguantar el insulto”.

Napolitani: “Para ser juez hay que tener el cuero duro y aguantarse la tapa del diario” y también “hay que embarrarse e ir a los cortes de ruta”

Respecto a la mirada de género, dijo: “aplaudo la lucha feminista, porque se trata de tener igualdad de derechos con el hombre, y me encuentro que hay sectores que es muy difícil llegar porque tienen costumbres milenarias de lo que debe ser”, en alusión a un ejemplo que dio de Medio Oriente.

Hizo un repaso histórico de mujeres que encabezaron la lucha feminista en el país, y mencionó a “una mujer valiente como Juana Azurduy, que la ascienden a coronel por su varonil valentía, y 200 años después se destaca su ascenso a general por su valiente feminismo, porque antes se consideraba que la valentía era una cuestión de hombre”.

Napolitani: “Para ser juez hay que tener el cuero duro y aguantarse la tapa del diario” y también “hay que embarrarse e ir a los cortes de ruta”

Concluyó diciendo que “el feminismo es una voz de reclamo que se está imponiendo, sin bombas” y dijo que, por el aporte de sus hijas, logró reconstruir su mirada y adaptarla a los nuevos tiempos.

Napolitani: “Para ser juez hay que tener el cuero duro y aguantarse la tapa del diario” y también “hay que embarrarse e ir a los cortes de ruta”
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!