CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El Gobierno Nacional definió la restitución del subsidio del 80% en las tarifas de Gas Licuado de Petróleo, uno de los pedidos de la región Patagónica respecto de beneficios que perdió durante la gestión de Mauricio Macri.

De la mano del diagrama de reducciones escalonadas dispuesto por el expresidente, ese subsidio para el consumo hoy es del 50%, y marchaba a extinguirse en 2022.

Según publicó Ámbito, la gobernadora santacruceña Alicia Kirchner estuvo entre las voces cantantes a la hora de elevar el planteo a la Casa Rosada.

“La resolución ya fue firmada por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, con efecto retroactivo al 1 de julio y sólo resta la aplicación por parte del Enargas, que tiene que informar a las distribuidoras”, aseguró este jueves el jefe de Gabinete santacruceño, Leonardo Alvarez.

Alvarez remarcó también que la mandataria pidió “la restitución del subsidio del 50% al 80% en las tarifas de Gas Licuado de Petróleo” y que la decisión del Gobierno nacional tiene impacto en toda la Patagonia. En el caso de Santa Cruz -dijo- “alcanza a 8 mil familias”.

La avanzada era aguardada con ansiedad entre los gobernadores de la región. La esperaban, en rigor, del ahora desplazado secretario de Energía nacional, Sergio Lanziani. Incluso en círculos regionales dicen que el misionero debería haber firmado la resolución hace más de un mes.

Pero el reciente recambio de Lanziani por el neuquino Darío Martínez -quien ocupaba la presidencia de la Comisión de Energía en la Cámara Baja y ya arrancó a trabajar en su nuevo rol- cambió los vientos. El patagónico -afirman- ya mostró su intención de avanzar con rapidez en este punto reclamado por la Región.

La medida determina que el Estado nacional subsidiará el 80% del consumo de gas licuado de petróleo, lo que beneficia a usuarios sin acceso a red natural de gas y que por ello deben hacer frente a mayores costos -que incluso se triplican- para contar con ese recurso esencial. Una desigualdad que se agrava en localidades que soportan crudos inviernos, y que pesa más en el marco de los apremios económicos que impone la pandemia.

Se trata de uno de los planteos elevados por gobernadores y legisladores de la Región, junto con el pedido de reestablecimiento del reembolso adicional a las exportaciones concretadas por puertos patagónicos. Ese último incentivo fue derogado por Macri a fines de 2016, vía un decreto de necesidad y urgencia, bajo el argumento de “evitar incompatibilidades” con los compromisos de Argentina en el ámbito de la Organización Mundial de Comercio.

El beneficio había sido reimplantado en noviembre de 2015 por Cristina de Kirchner, a poco de dejar la Presidencia.

En el caso del subsidio al gas licuado de petróleo, Macri definió un diagrama de reducción escalonada desde 2018, para llegar a 0 en 2022. El reestablecimiento ahora del subsidio del 80% alcanzaría a todos los usuarios del país que apelan a ese abastecimiento.