CAPITAL FEDERAL -  El presidente Alberto Fernández sostuvo este martes 2 de junio que se está "trabajando y avanzando" en la elaboración del proyecto de impuesto a las grandes fortunas con el fin de financiar recursos para combatir la pandemia de coronavirus, aunque insistió en que esa iniciativa "depende del Congreso".

Al referirse a los problemas que enfrenta el Gobierno, mencionó la reestructuración de la deuda externa."Estamos en un proceso de discusión y es muy importante para nuestro futuro", dijo en una entrevista por FM Metro, aunque no brindó detalles de la negociación.

El jefe de Estado defendió la iniciativa de aplicar un gravamen extraordinario para financiar gastos en medio de la pandemia, al sostener que "no es un impuesto a la riqueza, sino un pago por única vez", e insistió en que la aprobación de ese proyecto dependerá de lo que resuelvan los legisladores, reseña Perfil.

"Sé que se está trabajando, y que se está avanzando, y hay que esperar lo que decida el Congreso", sostuvo. 

Al ser consultado sobre los problemas y demandas en la cuarentena dijo: "Me urgen todos los problemas, el de los profesionales independientes, el de los gimnasios, el del comerciante, y lo único que me están sobrando son problemas, y estoy tratando de hacer frente a todos".

Dijo no entender algunas protestas contra la cuarentena como la realizada el fin de semana último, pero señaló que sí entiende al que "demanda porque quiere poder trabajar". "No recuerdo un día fácil de trabajo, porque siempre se presentan problemas y encontrar una solución te pone contento, pero a los diez minutos, hay un problema nuevo", señaló.

Fuente: Perfil