El paro general de trabajadores marítimos fue levantado en las últimas horas, luego de que el Gobierno nacional aceptara considerar al sector como “personal estratégico” y darles prioridad para la aplicación de las vacunas contra el Covid-19.

Luego de más de dos horas de reunión virtual, sobre las 18 de este miércoles representantes del gobierno  y casi una docena de gremios marítimos y fluviales destrabaron el conflicto que ponía en riesgo la provisión de gas.

“Este no es un paro por reclamos salariales o laborales. No hay conciliación obligatoria posible porque no estamos en lucha contra ninguna postura empresaria. Estamos exigiendo al Estado Nacional que nos solucione un problema en el que nos va la vida”, había sostenido uno de los dirigentes del sector pesquero que llevo la delantera en los reclamos desde el inicio del plan de acción, precisó Infobae.

La Secretaría de Energía alertó que la fragilidad del sistema de provisión de gas a las redes domiciliaria e industrial era extrema y que no se podía seguir demorando la entrada al puerto de Bahía Blanca del buque Regasificador “Exemplar”.

Nación accedió a vacunar a trabajadores marítimos y se levanta el paro en los puertos

Estaba previsto que hoy -como último plazo- la nave comenzara a inyectar gas al sistema nacional de energía. Pero aún con el paro levantado, deberán esperar 48 horas para que esté operativo.

Si bien desde el entorno del presidente Alberto Fernández se especuló con la posibilidad de aplicar sanciones duras contra al menos 6 entidades gremiales, “la eventual medida se dejó de lado cuando los funcionarios del Gobierno finalmente comprendieron que hicieran lo que hicieran la gente no volvería a los barcos sencillamente porque tienen miedo a morir”, indicaron los capitanes consultados.

Fuentes gremiales indicaron que, antes de darse por finalizada la reunión entre el Gobierno y los sindicatos, la ministra Carla Vizzotti fue notificada acerca de la resolución que se había tomado, la que implicaba aceptar el cambio de estatus de los marinos ( de esenciales a estratégicos), siguiendo el lineamiento que anticipadamente adoptó la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner.

Fuente: Infobae