Este martes 9 de agosto se conoció la muerte de Armando Gostanián, íntimo de Carlos Menem. El empresario argentino tenía 88 años y  se desempeñó como Director de la Casa de Moneda durante los gobiernos de fallecido expresidente. 

Herminia Gostanián, una de sus hijas, lo recordó en sus redes sociales: “Me inculcaste uno de los valores más importantes que una persona puede tener: la humildad. Ayudaste a tantas personas, algunas de ellas no te valoraron ni respetaron. Te conozco como nadie te conoce. Puse, pongo y pondré las manos en el fuego por vos sin miedo a quemarme”.

Murió Armando Gostanián, amigo de Menem y exdirector de la Casa de la Moneda

Armando Gostanián nació el 10 de octubre de 1933, el empresario de origen armenio fue dueño de la marca de ropa Rigar’s y conocido por su amistad con el exmandatario Menem. El expresidente lo llamaba "Gordo bolú". Fue quien le prestó a Menem la quinta de Don Torcuato para que cumpliera el arresto domiciliario por el contrabando de armas a Ecuador y Croacia.

Durante su gestión en la Casa de Moneda se diseñó y comenzó a emitir el peso convertible, que dejó de serlo en 2002.

Murió Armando Gostanián, amigo de Menem y exdirector de la Casa de la Moneda

En ocasión del cumpleaños 60 de Menem, emitió una serie de billetes que popularmente se denominaron "Menem truchos" y que le valió una investigación por malversación de fondos públicos, aunque finalmente fue sobreseído.

Gostanián también es recordado por el escándalo que causó el descubrimiento de billetes con numeración duplicada y por una remodelación estética de las oficinas de la Casa de Moneda, que según la denuncia que hizo entonces Aníbal Ibarra habría ascendido al costo irregular de 2 millones de pesos/dólares.

En 2009 fue procesado por enriquecimiento ilícito, cuando no pudo justificar un multimillonario incremento de sus bienes en su paso por la función pública, durante la administración del riojano, recordó Perfil. 

En 2015, Gostanián fue condenado a 5 años de prisión efectiva y a devolver 800.000 dólares por el cobro de una coima a una empresa alemana mediante sobreprecios para comprar equipos técnicos: según determinó la justicia, después de seis operaciones comerciales que la Casa de Moneda hizo con la firma alemana entre 1996 y 1999, la compañía depositó en una cuenta bancaria de Gostanián el 30 por ciento del valor de la orden de pago en concepto de coima.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!