RAWSON (ADNSUR) - Pese a la convocatoria realizada por el Gobierno de la provincia para debatir el proyecto de zonificación minera que espera tratamiento en la Legislatura, el PJ reiteró que no participará del debate y que avanzará con sanciones contra los diputados de ese partido que avalen la iniciativa impulsada por el gobernador Mariano Arcioni.

El secretario del Consejo Provincial del PJ chubutense, Dante Bowen, explicó a ADNSUR los motivos para no sumarse a la convocatoria al debate realizada por el Gobierno, y sostuvo que aquellos diputados que no acaten el mandato de pedir el retiro del proyecto y que por el contrario lleguen a apoyar la iniciativa del Ejecutivo, serán sometidos al Tribunal de Disciplina.


Luego de las reuniones realizadas este lunes por la Mesa de Conducción del PJ con intendentes y diputados del Frente de Todos, el intendente de Dolavon y secretario del partido explicó que se resolvió no concurrir a la "desprolija"  invitación del gobierno a las exposiciones sobre el proyecto de ley de zonificacion que está en la Legislatura, y además señaló que aquel diputado que no siga la línea del partido en este aspecto deberá someterse al Tribunal de Disciplina y ser pasible de sanciones.

"Ayer estuvimos analizando las posibilidades de participar o no de la convocatoria del Gobierno provincial a este especie de ‘debate’. Había algunos que consideraban que quizás se podía participar para ver de qué se trataba. A lo largo del día, fueron apareciendo distintas informaciones que no teníamos como –por ejemplo- que no se invitó a todos los Intendentes (como es mi caso), tampoco los diputados del ‘Frente de Todos’ recibieron el enlace para conectarse a la sesión. Llamativamente. Participó un diputado del ‘Frente de Todos’ que está a favor de la minería y llama la atención de la manera en que le llegó el enlace a un diputado en particular. Inclusive, se va a tratar en el Tribunal de Disciplina esa decisión unilateral de participar por parte de este diputado", aseguró.

"Hay una serie de desprolijidades y no parece ser un debate donde se pretenda discutir, generar controversias y convocar a todos los sectores. El CONICET tampoco estuvo invitado. Por todas estas cuestiones, se decidió no participar porque la convocatoria del Gobierno no parecía ser muy seria ni prolija", dijo Bowen. 

"Esto no se puede tratar de manera ‘express’ en la Legislatura y en esta convocatoria que no es un debate a lo largo de 5 días. Tiene que haber una mesa más amplia", evaluó.

"Los obispos de Comodoro Rivadavia tuvieron un posicionamiento importante sobre el tema. Los Pueblos Originarios, los círculos académicos, el CONICET y otros sectores tienen que tener opinión. Tiene que haber una profunda discusión donde se analicen todos los temas ambientales, económicos, sociales", agregó.