RAWSON (ADNSUR) - El presidente de Petrominera Sociedad del Estado, Héctor Millar, dijo que hay dirigentes políticos que se expresan en contra del desarrollo minero en Chubut por “ignorancia, pero no por desconocimiento, sino por egoísmo” vinculado con aspiraciones políticas.

Millar afirmó que el proyecto de ley de zonificación minera que presentó el Gobierno Provincial “tomó las mejores experiencias que existen” en la actividad, y que allí están canalizadas las dudas que expresan los sectores antimineros.  

“Desde Petrominera siempre se ha acompañado el desarrollo productivo. Creo que los chubutenses debemos darnos ese sano debate acerca de qué Chubut es el que queremos”, afirmó en declaraciones a LU20 Radio Chubut.

Consideró que “en la Meseta hay una postergación por egoísmos que hacen que la región se haya relegado de la posibilidad de desarrollo, de crecer en infraestructura, de dignificar a estos pueblos desde el trabajo”.

“Creemos que debe desarrollarse el debate en los ámbitos que corresponde”, dijo, en relación con el proyecto de zonificación.

Y agregó: “Muchas veces cuando salen a manifestarse de manera desfavorable es porque ni siquiera han leído una ley en la que claramente está que no se va a utilizar cianuro, que no se va a afectar al Río Chubut, que se van a perforar pozos; claramente está establecido que hay una exigencia del 80% de mano de obra local y un 20%, de requerirse, de fuera de la provincia. Pero también está escrita la obligación de capacitar a la gente mientras se hace la obra de infraestructura para que exista la posibilidad de que luego se puedan incorporar a la producción”.

En este marco aseguró: “Hay muchas cosas que se dicen desde la ignorancia. Muchas veces es lo que más sorprende: que se proclaman en contra sin haberse tomado siquiera dos minutos para leer un párrafo de esta ley para la cual se han volcado las mejores experiencias que existen de la minería”.

“Es ahí cuando hablamos del egoísmo personal de mucha gente de la política”, insistió. Y aludió a la actividad hidrocarburífera que “desprende regalías para la provincia y para los municipios; les permite crecer en infraestructura, motorizar la actividad privada y la economía de las ciudades”.

“Se habla desde la ignorancia, y no lo hacen por desconocimiento, sino por egoísmo. Muchos están expectantes en seguir viviendo de la teta del Estado pero no se quieren embarrar a la hora de trabajar. Es lo que pasa. Estos egoísmos son muchas veces personales y por aspiraciones políticas”, finalizó.