El diputado nacional Gustavo Menna celebró este miércoles la aprobación de la prórroga de la Ley Ovina en la Cámara de Diputados, y sostuvo que “el compromiso con la producción debe ser mayor”, ya que “no puede volver a ocurrir que se venza una ley de estas características”, al aludir que el régimen estaba vencido desde el 5 de abril.

“Este régimen legal, prorrogado en 2011, venció en abril de este año sin que hubiese habido una disposición de ir en auxilio y sostén de los productores ganaderos de todo el país”, dijo Menna en su intervención.

Recordó que la ley “por primera vez se instituyó en 2001”, y aclaró: “No es cierto que, como se dijo en la cámara, le debamos el régimen legal al expresidente Kirchner porque se aprobó el 4 de mayo de 2001, cuando no era aún presidente”.

“Bienvenido sea que hayamos podido avanzar, porque tiene que ver con una economía importante para todo el país pero particularmente para la Patagonia”, donde “la actividad tiene una incidencia fundamental, un sentido geopolítico de ocupación territorial, de sostener la ruralidad, de evitar que continúe el despoblamiento rural”.

Menna describió que en la región “los campos están cerrando, se están abandonando”, por lo cual “es incomprensible que se haya tardado tantos meses en dar tratamiento a esta ley”.

“Los diputados de la Patagonia lo tenemos claro porque Chubut es la provincia con más stock ganadero, Santa Cruz viene cerca, Río Negro también. Por eso con Roxana Reyes, Lorena Matzen, y Nacho Torres, presentamos en junio del año pasado el primer proyecto de ley por el cual pedimos la prórroga de este régimen legal”, indicó.

“Es sumamente necesario sostener esta actividad porque se hace en condiciones adversas, y participan más de 40.000 productores y otros 60.000 minifundistas con hasta 100 cabezas de ganado”, y añadió que la actividad “le da trabajo a más de 125.000 personas, genera divisas para el país, y valor agregado especialmente en nuestras provincias”.

Agregó el legislador radical de Juntos por el Cambio que “cuando nació este régimen legal garantizaba un fondo para la recuperación de la actividad ovina de 20 millones de pesos, que equivalían a 20 millones de dólares”, mientras que “ahora ese fondo se venía desenvolviendo con 80 millones de pesos, apenas”.

“En el proyecto de presupuesto 2022, que ahora habrá que actualizar, eran 100 millones de pesos”, añadió.

Recordó que en el proyecto de ley propuesto el año pasado se impulsó “mantener esta relación con el dólar”, por lo cual en la iniciativa “hablamos de 1.600 millones de pesos”.

“El proyecto ahora establece 850 millones de pesos. No es para vanagloriarse, pero es mejor que lo poco que le asignaba el presupuesto. Y es mejor que estar con este régimen vencido. Por eso lo acompañamos”, dejó en claro.

Además “nos parece muy importante que el proyecto establece como pauta para la distribución de estos recursos el stock ganadero”, ya que “es una buena solución”.

Sin embargo cerró: “El compromiso con la producción debe ser mayor. No puede volver a ocurrir que se venza una ley de estas características, y mucho menos en las circunstancias desfavorables en las que se desenvuelve esta actividad”. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!