El jefe de bloque del Frente de Todos sorprendió este jueves al cuestionar al Gobierno por modificar la ley de vacunas para permitir la llegada de compuestos producidos en Estados Unidos, al afirmar que no quiere "un país que ceda a los caprichos de los laboratorios extranjeros”.

Sus dichos tuvieron lugar luego de la exposición del Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en Cámara de Diputados, donde Kirchner afirmó: “Tuvimos que esperar a que una revista extranjera (Lancet) validara una vacuna (Sputnik V); esto habla de la falta de autoestima de nuestro país".

Y agregó: "Tenemos que tener más autoestima, buscamos siempre la validación afuera y no confiar en nuestra propia experiencia. Cuando no escuchamos nuestra propia experiencia como pueblo terminamos siempre siendo juguetes de las circunstancias. Yo no quiero un país que sea juguete de las circunstancias o que tenga que ceder a los caprichos de los laboratorios extranjeros que, con muchísima mezquindad, buscan siempre doblarle el brazo al Gobierno y también a este Congreso, que votó una ley de vacunas como la que votó y no hubo un laboratorio ni europeo ni asiático que pusiera algún ‘pero’ a la hora de poder negociar con la Argentina”.

Además, el hijo de Cristina Kirchner consideró que "cuando pasan este tipo de cosas uno se pregunta: si así le fue de bien a este laboratorio, con todo el eco que generó en parte de la política argentina, ¿cómo nos va a ir con el FMI?".

"Porque muchas de las cosas que dicen varios colegas opositores son ciertas. ¿Cómo vamos a hacer para exportar más para producir más, cómo vamos a hacer con el FMI? Porque si un laboratorio nos obligó a cambiar todo el andamiaje, ¿cómo vamos a hacer con el FMI?”, añadió.

Y cerró: “Cómo vamos a hacer para compatibilizar el desarrollo argentino y la inversión que necesita nuestra industria, que una parte necesita ser protegida y otra promovida? Entonces nos responden: esto es geopolítica, los rusos, los chinos... están jugando al TEG todo el día”.