El ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, habló este jueves con medios cordobeses en la previa de la presentación de su libro Primer Tiempo en la provincia, y se mostró preocupado por una supuesta práctica de lawfare por parte del Gobierno.

“El objetivo de esa persecución soy yo”, aseguró el fundador del PRO en diálogo con La Voz del Interior previo a afirmar que está "preocupado". "No tengo miedo y me estoy ocupando", dijo.

Además, horas antes y en conversación con Radio Mitre Macri había hecho referencia al intento del Gobierno de cambiar al Procurador General. "Si ellos llegan a poner un procurador arbitrario, militante, estamos todos en libertad condicional. Cualquiera que diga algo contrario a lo que haga al gobierno… ahora los fiscales van a instruir, van a ser más importante que el juez”, afirmó.

Y continuó: “Yo he rechazado los fueros. Podemos habernos equivocado con la macro, tendríamos que haber tenido una actitud más agresiva en la baja del déficit, más coherencia con la política cambiaria, pero nadie puede decir que nuestro gobierno no fue correcto. No hemos tenido bolsos ni esas paparruchadas que hemos visto. hemos sido un gobierno que se ha preocupado por rendir cuentas”

Respecto a la Mesa Judicial de la que se acusa a su Gobierno, el actual titular de la Fundación FIFA lo calificó como una "mentira"“Ahora dicen que todas las hice yo, es todo mentira; la mesa judicial es todo mentira, los que practican el lawfare son ellos persiguiéndome a mí, a mi familia”, enfatizó.

“En el 2003 había un señor que se llama Franco Macri, que está muerto, que tenía la concesión del Correo Argentino y vino un presidente que se llamaba Néstor Kirchner y le dijo que lo iba a pasar por arriba si su hijo no se retiraba de la política. Lo pasó por arriba. Le sacó todo y desde 2003 no le aceptó un acuerdo”, detalló.

Y cerró: "No entiendo que se me cuestione por eso en un país en el que no hay vacunas. Lo mínimo que yo podía aportar era liberar mi vacuna, que me hubiera tocado la semana pasada, porque ya están vacunando en Capital Federal. Me pareció que pagar mi vacuna era un aporte que yo podía hacer”