En diálogo con ADNSUR TV, el ministro de Seguridad, Federico Massoni, se refirió a la polémica que se generó con los magistrados y funcionarios judiciales de la provincia que –inclusive- le dirigieron una nota al gobernador Arcioni. Volvió a insistir en cuestionar el papel garantista en favor del reo y no de las víctimas, y pidió por mayores inversiones en cárceles.

En tal sentido, el funcionario provincial aseguró “estoy narrando la realidad y cómo se suceden los hechos. Cuando encuentro a delincuentes conocidos que tienen 30 o 40 causas (muchos en flagrancia) pero nunca quedan detenidos. Nos damos cuenta que hay una justicia que está por fuera de la realidad del ciudadano común. Hay personas que viven de la delincuencia y ponen en crisis la seguridad del ciudadano común y los trabajadores con ‘robos agravados’ e –inclusive- provocándoles lesiones”.

Indicó que desde su lugar genera "una crítica a aquellas cuestiones que no están funcionando o están desfasadas de la realidad. El objetivo que buscamos es que haya una vida en sociedad en paz. Para el que está por fuera de la norma social, que se lo separe para que haya una paz social. Critico a la Justicia y –en muchos casos- son los jueces y los fiscales y los menciono con nombre y apellido. También, presenté denuncias en el Consejo de la Magistratura. Nuestra obligación como funcionario es cuidar y preservar a aquellos que hacen bien las cosas”, continuó.

Luego afirmó que "la línea del ‘garantismo mal aplicado’ de Zaffaroni no va más.  Hay delincuentes con 40 detenciones que usaron armas de fuego y generaron violencia contra las víctimas. Hoy, están todos libres” disparó.

Y reconoció que "tenemos una metodología muy parecida con Sergio Berni (ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires) que es la de estar en el terreno. El que está en el terreno, sabe lo que está pasando. A mí no me cuentan lo que ocurre en el barrio de las 1008 Viviendas de Comodoro Rivadavia o en las 1000 Viviendas de Trelew. Yo voy, lo vivo, lo palpo y lo siento. Para mí, sería más cómodo repasar las estadísticas de la disminución del delito. Es una estadística ‘mentirosa’ porque la gente no denuncia porque no confía en los funcionarios públicos y tampoco el ciudadano no quiere denunciar porque dice ‘no actúa la Justicia y tengo miedo por las represalias de la persona a la que denuncié”, graficó.

Situación de las cárceles

Ante el planteo de los magistrados por las condiciones de detención, afirmó que "ninguna cárcel cumple con los principios de la Constitución Nacional de reformar a las personas que cumplen sus penas en las cárceles. Fui a ‘hábeas corpus’ en los que los detenidos pedían helado, pedían que el Estado (o sea la ciudadanía) le pague la crema barrocutina porque tenía granitos o piden la clausura de las centros de reclusión porque no funcionan los botones de los baños. Muchas veces, los jueces dan cabida a eso y clausuran un pabellón entero”, reclamó.

Se gasta mucho dinero del Estado para dejar en condiciones y en pagarle los ‘caprichos’ a los delincuentes. Y la otra cara es que nuestras comisarías se caen a pedazos, los patrulleros están destruidos. Muchos jueces obligan a los patrulleros que lleven a los delincuentes a la casa donde están sus parejas para que mantengan relaciones sexuales y después los traen de regreso. No sólo se utilizar un patrullero sino que también conlleva la presencia de 2 o 3 policías para la custodia del detenido”, precisó.

Dijo que este miércoles fue convocado a una reunión con el Superior Tribunal de Justicia y allí "vamos a discutir la búsqueda de la solución para adecuarnos a la realidad y la lógica de nuestra provincia. Hay que invertir en cárceles, en las comisarías y en los salarios de los policías. Se pudieron blanquear los ítems de los salarios de los policías y aumentarles la remuneración. La mayoría de los recursos económicos se van en los caprichos de los presos. Ellos incendian las celdas y generan todos los daños y después presentan ‘habeas corpus’ y los jueces están con ellos”, reprochó.

Candidatura

Sobre las versiones que lo apuntan cómo futuro candidato, dijo Massoni que "no me desvela la candidatura. Yo vengo a cumplir una función y no a quedar bien ni ser amigo de nadie. Miro las encuestas para ver la preocupación y qué piensa la gente. Puedo contrarrestar lo que hablé en los barrios y las localidades con lo que me dice la encuesta. No me interesa ser candidato a nada y me parece una falta de respeto hablar de las elecciones y peor aún cuando se habla de candidatos a gobernador. La ciudadanía está viviendo un momento tristísimo y la clase empresarial se está fundiendo. Me parece ridículo que se hable ahora de candidaturas cuando yo tengo que hablar de mi gestión para la seguridad de la ciudadanía”, aclaró.

Sobre su discurso anti política, dijo que "no tengo un discurso, yo digo lo que pienso. No me gusta echar culpas y me gusta trabajar para que tengamos una mejor provincia. Me gusta el orden, el respeto a la normativa y el progreso. No me gustan los planes ni tampoco arrear gente. El asistencialismo es una herramienta extraordinaria pero no se puede asistir por 15 años al padre, la madre y al hijo que tiene la mayoría de edad. Si se te inunda la casa, un nylon no te resuelve el problema. Pongamos a las Cooperativas a trabajar y que haya gente que repare los techos. El Estado está para ayudar a salir y no para sostener de por vida. Pero el mecanismo más común que se utiliza es ‘te doy la beca y vos trabajás –políticamente- para mí”, ejemplificó.

Críticas al municipio de Comodoro Rivadavia: créditos no, subsidios sí

Al hablar de su mirada de manejo de la cosa pública, dijo Massoni que "tiene que existir la herramienta del Estado para aquel que la está pasando mal. Traigo el caso de Comodoro Rivadavia cuando –en plena pandemia- se cerraron varios comercios y se les solicitó a los dueños que no despidan a sus empleados porque si no tenían que pagar la doble indemnización. A ellos, se les facilitaron línea de crédito para que les paguen las deudas que el propio Estado les está generando. Comodoro Rivadavia tiene más de 2500 millones de pesos en un plazo fijo. En ese caso, yo hubiese otorgado subsidios para que se pueda contener al personal y no existan despidos”, afirmó.

Sostuvo que "la seguridad y el cumplimiento de las normas depende de un montón de factores. En los primeros tiempos de la pandemia, fui uno de los ministros más duros del país porque mantuve la postura del aislamiento hasta que se puedan aplicar los protocolos. Ahora, pienso que no se puede insistir con más restricciones porque tiene que haber regulaciones y controles y las tenemos que verificar. No cerremos los restaurantes porque no son focos de contagios y se pueden salir a controlar. Si se cierran los locales, se genera lo clandestino y ahí se dificultan los controles. Me posiciono como funcionario, ministro del gobierno provincial y como ciudadano de la provincia”, expresó.

“Tenemos que tener identidad de Chubut”

Consultado sobre su opinión respecto a los actuales representantes en el Congreso, expresó que "los desafío a que pregunten a los ciudadanos comunes sobre quienes son los funcionarios nacionales. Muchos no los conocen porque no tienen identidad de Chubut. Algunos son chubutenses pero no tienen identidad de Chubut. En el Congreso, están más dependientes de ver las necesidades del Gobierno nacional por encima de lo que necesitan los chubutenses. Un legislador chubutense tiene que tener identidad chubutense y tiene que pelear por las cuestiones chubutenses. ¿Cuándo vio a un legislador nacional chubutense recorriendo la provincia para conocer las necesidades de los ciudadanos? Queremos que se pongan la camiseta provincial. Tenemos que tener identidad de la provincia de Chubut”, completó en diálogo con ADNSUR TV, el ministro de Seguridad Federico Massoni.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!